Candidatos también quedaron en deuda en temas medioambientales