Carlos Escobar y su versión sobre la ‘bodeguita’ uribista y el contrato con la Agencia de Seguridad Vial

Noticias destacadas de Política

Escobar niega haber hecho parte del chat desde el que se acordaron campañas de desprestigio contra medios, periodistas y opositores. Además, dijo que ya no era socio de Praesidium, empresa contratista del Estado.

El pasado domingo, en su columna de la revista Semana, el periodista Daniel Coronell publicó que un contrato de 900 millones de pesos había sido otorgado por la Agencia Nacional de Seguridad Vial a la empresa Praesidium, a la que, según Coronell, pertenece Carlos Arturo Escobar, “un exconvicto que ha servido como instructor de la bodeguita uribista, un grupo concertado para desprestigiar en las redes sociales a quienes discrepen del senador Uribe”.

Escobar, en entrevista con Caracol Radio, dio su versión sobre lo expuesto por el periodista, explicó por qué pagó cárcel en Estados Unidos y negó que tuviese alguna relación con la denominada ‘bodeguita’ uribista.

“Fui socio de esa compañía (Praesidium), la fundamos en 2017 con José Raúl Ramírez. Yo salí de ella en 2018 y participo cuando me invitan a ser parte de las campañas que ellos hacen, pero como contratista de ellos. En este caso no tuve nada que ver ahí”, señaló Escobar.

Además, señaló que sí conoce a Lina Gutiérrez, secretaria privada de la ministra del Transporte, Ángela María Orozco, tal como conoce a la misma jefa de esa cartea y a “la mayor gente del uribismo”. “Comparto con ellos cuando los veo, voy a eventos uribistas, como una persona normal. No le debo un peso a nadie, no he cometido ningún crimen y llevo mi vida limpia”.

En ese sentido, aprovechó la entrevista para explicar por qué había estado preso en Estado Unidos. “Yo cometí un error hace 20 años. Con una compañía de seguridad que teníamos, probábamos la vulnerabilidad del sistema. Entramos a Bank of America, y por eso pagué tres años. Mi único cargo fue violar la seguridad de Estados Unidos por medios electrónicos, por lo cual pagué 27 meses, pero nunca robé tarjetas de crédito ni cheques”.

Cifras del contrato con la Agencia de Seguridad Vial

Coronell cuestiona en su columna los números que tienen que ver con el alcance en redes sociales que tuvieron las campañas que, producto del contrato con la Agencia de Seguridad Vial, realizó Praesidium. “Hace unas semanas, Praesidium le reportó a la Agencia Nacional de Seguridad Vial que ‘el total de impacto y alcance de las campañas en Facebook e Instagram desde el 15 de diciembre fue de: 90.726.429 millones de personas’ (sic). Asombroso. Casi el doble del total de la población de Colombia”, escribió el columnista.

Escobar responde que cada video tuvo sus impresiones en redes sociales y que si se suman todos los números da la cifra en mención. “No quiere decir que un contenido lo vieron el ´número que ustedes mencionan, los expertos que han consultado de pronto no han visto las cifras en el interior (…) Así como dice que hubo 90 millones de impresiones, tiene que ver qué dio esas impresiones”.

También fue consultado por una asesoría a la campaña presidencial de la hoy vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, toda ver que desde su despacho se cuestionó el contrato entregado y se le hizo llegar un derecho de petición al director de la Agencia Nacional de Seguridad Vial, Luis Felipe Lota.

“Me extraña porque nunca he tenido problemas con ella y la asesoré cuando era dueño de la empresa en varios temas de seguridad de su campaña; nos pagó”, dijo Escobar, aunque aclaró que nunca s reunió con Ramírez para ese tema, sino con sus asesores.

Sobre la “bodeguita” uribista

Respecto de la información publicada por La Liga contra el Silencio en El Espectador y varios medios, sobre un chat en el que se habría acordado una campaña de desprestigio contra periodistas, medios y miembros de la oposición, Escobar negó haber hecho parte de dicho canal de comunicación. “La mayoría de la gente en ese chat me trata igual o peor que Daniel Coronell, la mayoría de la gente del uribismo me trata peor porque digo la verdad”, comentó y señaló que no estaba de acuerdo con lo que plantean externamente muchos de quienes hicieron parte de ese grupo. “Puede preguntar si estuve en ese chat, (solo) di mi charla que duró media hora”.

Comparte en redes: