Caso Oneida Pinto ¿‘crónica’ de una caída anunciada?

En Cambio Radical algunos de sus congresistas recordaron que a mediados de 2015 se sabía ya de los líos de la gobernadora de La Guajira. De hecho, Carlos Fernando Galán renunció a la presidencia del partido por este cuestionado aval.

Archivo El Espectador

Desde Cambio Radical, partido que avaló la candidatura de Oneida Pinto como gobernadora a La Guajira, fue cuestionada la dirección del partido que avaló esa aspiración que finalmente tumbó el Consejo de Estado. (Lea: Tumban elección de Oneida Pinto como gobernadora de La Guajira)

El senador Carlos Fernando Galán, quien dimitió a la presidencia del partido por ese cuestionado aval, recordó que él mismo en mayo de 2015 advirtió que no se le debía dar aval a Pinto. “Renuncié a la dirección de Cambio Radical por esa decisión”, sostuvo.

En el mismo sentido, el senador Carlos Motoa Solarte dijo sentir “vergüenza” de lo que ocurrió porque en 2015 –antes de la entrega de ese aval a Pinto– varios sectores advirtieron lo que podía ocurrir con esa elección.

“Tendrán que responder ante los medios de comunicación y el país las directivas del partido en su momento que fueron los que otorgaron los avales. Yo sí pensaría que tal vez faltó algo de diligencia, de mayor prudencia, de estar en cada caso detenidamente analizando las circunstancias jurídicas y políticas de estos candidatos que fueron avalados por Cambio Radical”, aseguró.

El debate queda abierto en Cambio Radical –partido del vicepresidente Germán Vargas Lleras–para que se analicen a fondo este episodios y se adelante un profundo examen de lo que ocurrió en esa elección al momento de otorgar el aval. 

La respuesta de Rodrigo Lara

El representante Rodrigo Lara Restrepo, presidente del partido, respondió a los señalamientos en su contra y aseguró que lo úncio que hizo el Consejo fue unificar los criterios que apuntan que se debe renunciar un año antes de la inscripción y no de la elección, cuando se está ejerciendo un cargo público.

Al respecto, no ocultó su preocupación por la posibilidad de que muchos alcaldes y gobernadores hayan podido incurrir en el mismo error involuntario de Oneida Pinto y ahora sea necesario declarar nulas las elecciones en muchos lugares del país.

Ante las críticas, dijo además que ese cambio fallado en la jurisprudencia era imposible de anticipar y “yo no podía adivinar qué iba a suceder en el futuro”.