¿Censar a los indígenas por Internet?

El senador Antonio Correa denunció que el censo poblacional que se planea hacer próximamente en el país no cuenta con los recursos económicos suficientes que garanticen fiabilidad de la información e incluso se utilizarán métodos inaplicables en muchas zonas del país que rayan en lo absurdo.

El Espectador

Según las recomendaciones internacionales, los países deben actualizar cada diez años sus datos demográficos. Es por esta razón que actualmente en Colombia se adelantan el proceso de organización de un nuevo censo poblacional, teniendo en cuenta que el último se hizo en 2005, hace 12 años. Ese censo arrojó que el país tenía 41’488.384 habitantes, 10’570.899 hogares y 10’390.207 viviendas.

El lío, denuncia el senador Antonio Correa, de Opción Ciudadana, es que para la realización de ese censo no se apropiaron los recursos económicos suficientes que garanticen fiabilidad de la información e incluso se utilizarán métodos inaplicables en muchas zonas del país que rayan en lo absurdo.

“Cómo es posible que este país, en donde aún muchas poblaciones carecen de los servicios públicos básicos, se tenga previsto hacer el censo por Internet. Por ejemplo, se pretende absurdamente censar a los indígenas por Internet”, señaló el congresista.

Precisamente, Correa, quien es segundo vicepresidente del Senado, citó a debate de control político al director del DANE, Mauricio Perfetti, así como a los ministros de Hacienda, Salud, Educación, Vivienda y demás entidades que transversalmente utilizan los datos censales para establecer sus políticas públicas. La fecha del debate está aún por establecerse.

El senador advirtió que los procesos censales son mucho más que cifras: “Es necesario recordarle al país que un censo es mucho más que una encuesta, una estadística o el simple hecho de saber cuántos somos. De la eficacia de un procedimiento censal dependen desde el número de vacunas que se envían a un municipio, hasta poder establecer planes de vivienda, educación o trabajo. Todas las políticas públicas de un país dependen de la certeza, o al menos, de la confiabilidad de las cifras derribadas de un censo y más en un país que acaba de firmar un Acuerdo de Paz”.

Temas relacionados
últimas noticias