César Gaviria configura la estrategia por el Sí del plebiscito por la paz

El expresidente ya se reunió con varios jefes de partidos y líderes políticos para empezar la tarea a favor de la refrendación del acuerdo final de paz.

El expresidente César Gaviria Trujillo canceló su agenda particular para trabajar 24 horas al día por el plebiscito por la paz, de acuerdo a la tarea acordada con el presidente Juan Manuel Santos.

"Que trabajemos todos por la paz", ha pedido el exmandatario en varios encuentros con la clase política colombiana que también está a favor de la refrendación del actual proceso entre el Gobierno y las Farc.

Tan pronto como el presidente Santos nombró a Gaviria como jefe de la campaña por el plebiscito para la paz, algunos directores de partidos hicieron cuentas y empezaron a mostrarse poco contentos con la decisión de Santos.

Sin embargo, a la oficina de Gaviria ya han acudido varios líderes de partidos de izquierda y centro para saber noticias de la campaña que lidera el expresidente y empezar a definir las tareas dentro del camino a la refrendación.

Gaviria además ya recibió en sus oficinas a todo el staff de consultores americanos y nacionales que trabajan desde ahora en los comerciales y piezas publicitarias para el plebiscito.

El expresidente liberal también ya se reunió con el exsenador Jaime Dussán; el senador Jorge Robledo; la ministra de Trabajo, Clara López; el senador Armando Benedetti; el senador Antonio Navarro; el representante Rodrigo Lara; delegados de los afrodescendientes, juntas de acción comunal, concejales, diputados, algunos dirigentes conservadores, alcaldes y gobernadores del país para adelantar tareas relacionadas con el plebiscito por la paz.

El exmandatario tiene previsto recorrer Colombia e instalar más de 100 sedes llevando el mensaje a favor de la paz para que los colombianos salgan a votar por el Sí una vez se firmen  los acuerdos finales en La Habana .

La orden que impartió Gaviria a su equipo de trabajo fue suspender absolutamente toda su agenda particular para dedicarse  a trabajar por la paz las 24 horas del día sin descansar.

Preguntado sobre el malestar que ha generado su nombramiento como jefe de la campaña del plebiscito por el Sí, el expresidente comentó  que eso son "pequeñeces" que no valen la pena. "Lo mejor para no tener jefe y no ser jefe es hacerlo uno mismo y eso estoy haciendo, haciéndolo yo mismo las 24 horas del día por la paz, que trabajen todos", agregó.