Choque entre Guillermo Rivera y Rodrigo Lara por la reforma política

Mientras que el ministro del Interior insistió en que el próximo martes el proyecto de ley de la reforma política, Lara, por su parte, aseguró que la Cámara de Representantes tiene otras prioridades.

Guillermo Rivera, ministro del Interior, y Rodrigo Lara, presidente de la Cámara de Representantes.Archivo

La reforma política volvió a generar polémica por su tránsito en el Congreso. Esta vez, por cuenta de una carta que le envío el ministro del Interior, Guillermo Rivera, al presidente de la Cámara de Representantes, Rodrigo Lara (de Cambio Radical), para pedir que este proyecto se incluya en el orden del día el próximo 26 de septiembre y de la negativa de Lara ante esta petición.

Así fue que pasó. Este jueves, Rivera envió una misiva en la que exhorta a Lara para que incluya en el orden del día de la próxima sesión de la Cámara el tema de la reforma, aduciendo que “si bien el 20 de septiembre fueron anunciados otros proyectos para discutirse en la siguiente sesión, el proyecto de reforma constitucional debe ser incluido en el orden del día teniendo en cuenta que, como se mencionó, este ya fue anunciado previamente para el 26 de septiembre”.

Para sustentar su insistencia, el ministro del Interior se refirió al artículo 160 de la Constitución, que dice que “ningún proyecto de ley será sometido a votación en sesión diferente a aquella que previamente se ha anunciado; a la sentencia C-379 de 2016, que asegura que se debe definir las fechas para la discusión y votación de los proyectos, y al acto legislativo 01 de 2016 que afirma que “los proyectos de ley y acto legislativo tramitados mediante el procedimiento legislativo especial para la Paz tendrán trámite preferencial”.

Pero Lara respondió a esta carta cuestionando los intereses detrás de la discusión de este proyecto. Asegurando que al proyecto de la reforma política ya se le conoce en los pasillos del Congreso como la “Ley Cristo”, el representante de Cambio Radical aseguró que la insistencia de Rivera para que se discuta este proyecto, es porque “al parecer beneficia las respetables aspiraciones electorales de su antecesor en el cargo, el doctor Juan Fernando Cristo”.

Aunque reiteró que recibió la carta de Rivera “dentro del espíritu de colaboración armónica de los poderes públicos”, dijo, en pocas palabras, que la Cámara de Representantes tiene, en la actualidad, otras prioridades que reflejan “las preocupaciones reales de los colombianos”, que “comienzan con la Justicia Especial para la Paz y pasan por la protección de las víctimas, el monopolio de las armas, la lucha contra el paramilitarismo y temas tan sensibles como los créditos educativos de los jóvenes, el control a los abusos en las operaciones quirúrgicas estéticas, la seguridad ciudadana y la salud”.

Insistió en que Rivera demuestre “a través de sus argumentos, que lo que más necesita el país en este momento es la “Ley Cristo””. Lara concluyó su carta asegurando que para el próximo martes, el orden del día será así: primero se discutirá lo referente a “las disposiciones para asegurar el monopolio legítimo de la fuerza y del uso de las armas por parte del Estado”, luego, “el alivio a la situación de decenas de miles de jóvenes deudores de créditos educativos” y, por último, “la regulación de los procedimientos médicos quirúrgicos con fines estéticos”.