Clara Rojas critica a Iglesia católica por discusión sobre adopción, aborto y eutanasia

Según la congresista, la Conferencia Episcopal “pasa por alto flagrantemente que en Colombia estamos en un Estado laico”.

Clara Rojas, representante a la Cámara. Archivo - El Espectador

Luego de que la Comisión Primera de la Cámara de Representantes hundiera el proyecto con el que se pretendía convocar a un referendo para permitir la adopción de niños solo para parejas heterosexuales, la Iglesia Católica, a través de la Conferencia Episcopal de Colombia, mostró su descontentó con la decisión legislativa. La institución cuestionó el actuar de los congresistas y alegó que se intentaba “implantar una cultura política y jurisprudencial que desconoce el valor sagrado y la dignidad de la vida humana y de la familia”.

Ante estas declaraciones, la representante Clara Rojas criticó la posición de la iglesia (que en la misma carta en la que se refirió a la adopción de niños se opuso al aborto y la eutanasia, derechos que han sido consagrados por la Corte Constitucional con restricciones). La conferencia, según Rojas, “desconoce las nuevas realidades del país”.

“Nada más alejado a la realidad considerar que la negación del referendo hace parte de la implantación en el país de una cultura política y jurisprudencial que desconoce el valor sagrado y la dignidad de la vida humana y de la familia…frente a la adopción por parejas del mismo sexo no está en juego es el concepto de familia. El debate se centra es si es posible discriminar tanto a los ciudadanos solteros o a parejas del mismo sexo a adoptar”, dijo Rojas.

Sobre el aborto y la eutanasia, la iglesia había dicho que el primero “siempre será la eliminación violenta e injusta de la vida por nacer, aunque se quiera llamar interrupción voluntaria del embarazo y presentar como un derecho”. Y sobre el segundo que es “un crimen, aunque se califique como muerte digna”. “La adopción no es un derecho de los adultos adoptantes, sino un derecho de los niños a tener una familia conformada por la unión entre hombre y mujer. Reclamamos de las instituciones del Estado que aseguren a los ciudadanos el derecho de objeción de conciencia y de la manifestación pública de sus convicciones religiosas, así como está consagrado en la Constitución Nacional: nadie será obligado a actuar contra su conciencia”, concluyó la Conferencia.

Rojas, quien no apoyó el proyecto de Viviane Morales en la Cámara, replicó que “se puede estar o no de acuerdo con estas determinaciones de la Corte en materia de adopción, aborto y eutanasia pero considerar que hace parte de una estrategia para desconocer el valor sagrado de la vida humana y de la familia es pasar por alto flagrantemente que en Colombia estamos en un Estado laico”.