CNE ratifica a Vanessa Mendoza como representante de negritudes en la Cámara

Una nueva resolución señala, expresamente, que la exreina es quien debe ocupar la curul de negritudes vacante en la corporación.

Vanessa Mendoza fue señorita Colombia en 2001.Archivo

El Consejo Nacional Electoral (CNE), a través de la resolución 1862 del 16 de agosto 2017, ratificó que Vanessa Mendoza es quien debe ocupar la curul de negritudes vacante en la Cámara de Representantes.

La nueva resolución responde la solicitud de aclaración enviada por Rodrigo Lara, presidente de la Cámara de Representantes, al organismo electoral en la que pidió que no quede “ninguna duda” sobre la persona que debía ocupar la curul. (Vea aquí la resolución del CNE)

“Esta corporación (CNE) aclaró que de acuerdo con el documento público E-26, la señora Vanessa Alexandra Mendoza Bustos fue quién obtuvo el mayor número de votos, dentro de la única lista que según el mismo documento de la Registraduría Nacional del Estado Civil fue inscrita por un Consejo Comunitario y tiene derecho a ser llamada a ocupar la curul”, señala una comunicación del organismo electoral.

Contexto: Vanessa Mendoza, ¿de reina a congresista?

El documento expedido este miércoles señala, expresamente, que Vanessa Alexandra Mendoza Bustos “fue quien obtuvo el mayor número de votos, dentro de la única lista, que, según el mismo documento de la Registraduría Nacional del Estado Civil, fue inscrita por un consejo comunitario, más exactamente el que representa a las comunidades de los corregimientos de San Antonio y el Castillo del Valle del Cauca”. De esta forma, dice el texto de la resolución, Mendoza “tiene derecho a ser llamada a ocupar la curul”.

La demora en la posesión de Mendoza en la Cámara de Representantes motivó que el pasado 10 de agosto esta acusara a Rodrigo Lara de racismo y discriminación. Mendoza señaló en varios medios de comunicación que, a pesar de que estaba toda la documentación y que un representante del Guainía que estaba en la misma resolución sí había sido posesionado, a ella no le daban razón sobre el asunto.

“Este es un caso de violencia administrativa de género y de racismo”, señaló la exseñorita Colombia.