Desde Colombia dicen que Nicolás Maduro "ratificó su lejanía de principios democráticos"

Así reaccionó el Partido Conservador a la amenaza de la cancillería venezolana luego de que desde Colombia se pidiera la libertad de Leopoldo López.

Se siguen tensionando las relaciones diplomáticas entre Colombia y Venezuela luego del cruce de mensajes entre las cancillerías de ambos países por la visita del expresidente Andrés Pastrana Arango al vecino país y la petición que desde Bogotá se hizo por la libertad de Leopoldo López. (Lea: Gobierno colombiano pidió que sea liberado el líder de la oposición Leopoldo López)

Luego del comunicado en que Caracas indicó que hay un “retroceso peligroso” en las relaciones bilaterales, el jefe del Partido Conservador, el representante David Barguil Assis, dijo que las declaraciones de Nicolás Maduro “ratifican su lejanía de principios democráticos”. (Lea: Se tensionan relaciones de Colombia y Venezuela por petición de libertad de Leopoldo López)

Según él, el reclamo de la Cancillería colombiana era una obligación con el expresidente Andrés Pastrana.

“La estabilidad de las relaciones con Venezuela no pueden condicionarse al silencio cómplice con ataques a la democracia”, aseguró el congresista ‘azul.

Además, de acuerdo al jefe conservador, queda claro que para Nicolás Maduro “es enemigo todo aquel que hable de respeto por la democracia”.

La advertencia de Venezuela

El Gobierno de Nicolás Maduro no ocultó su malestar por el comunicado del ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia en donde se pide respeto por el expresidente Andrés Pastrana Arango y se muestra partidario de la liberación del líder opositor Leopoldo López.

El ministerio de Relaciones de Venezuela emitió otro comunicado donde rechaza “categóricamente” la actitud impertinente del expresidente Pastrana, al considerarla “violatoria de las buenas relaciones de vecindad entre Colombia y Venezuela”.

En ese sentido, han señalado que “penosamente” la canciller María Ángela Holguín “se hace cómplice de estas acciones inamistosas”.

Además, la misiva de Caracas, rechaza totalmente que desde Bogotá se pida la libertad del líder opositor Leopoldo López.

“La Cancillería venezolana repudia las expresiones de la Canciller en relación a un procesado de la justicia nacional (Leopoldo López), quien abiertamente ha cometido delitos graves contra los Derechos Humanos y llama públicamente al derrocamiento del Gobierno legítimo de Venezuela”, indicó.

De inmediato se advirtió que se volvieron a tensionar las relaciones entre Colombia y Venezuela a tal punto de llegar a calificar de “retroceso peligroso”.