A Colombia le costaría US$500 millones el voto electrónico

Los cuestionamientos que aún hay sobre el sistema en Venezuela en la elección de Nicolás Maduro hacen pensar que el país no está listo para implementar el sistema.

Colombia aún no estaría lista para la implementación del voto electrónico que tanto se ha venido hablando en los últimos años.

Ante un desafío como el de hace una semana en Venezuela, donde aún surgen dudas acerca del resultado que dio la victoria a Nicolás Maduro, en medio de la protesta de Henrique Capriles, hacen pensar sobre las ventajas y desventajas del sistema.

En medio de los preparativos de la comisión de Implementación del Voto Electrónico de la Organización Electoral, algunos consideran que de acuerdo a la cultura electoral de Colombia, aún hay desventajas frente al sistema:

• Existen dudas acerca de la privacidad del voto ya que en este sistema se debe identificar primeramente al elector para permitirle votar.
• Necesidad de tener una verificación física de la transacción por realizarse ‘paper trails’ o ‘papeletas’.
• Saturación en los sistemas de comunicación
• Posibilidad de fallas o debilidades en cualquier componente electrónico
• Problemas técnicos en el hardware
• Problemas en el software que causan grandes inconvenientes y problemas en los conteos
• Problemas de seguridad de la información
• Necesario constante actualización del software de los equipos. Problemas vinculados a la misma actualización
• Transporte y bodegaje
-Complejidad del transporte. Equipos muy delicados
-Altos costos de bodegaje de equipos
-Nuestra geografía es muy complicada. Infraestructura vial deficiente.
• El voto electrónico dificulta la tarea de fiscalización toda vez que los partidos deben contar con fiscales tecnológicamente capacitados
• El voto electrónico utiliza medios más sofisticados por lo que el fraude también se hace más sofisticado.

Costos de solución del voto electrónico en Colombia

En países similares a Colombia que cuenta con aproximadamente 30 millones de votantes, el costo de la solución se encuentra alrededor de $500 millones de dólares.

Este costo no incluye nacionalización, bodegaje de los equipos, mantenimientos ni actualizaciones del software.

Desafíos del voto electrónico a corto plazo

• Realización de las actividades de seguridad, mantenimiento y prueba necesarias para garantizar el adecuado funcionamiento de los sistemas de votación electrónicos.
• Coordinación del sistema, de las personas que interactúan con el mismo, y de los procesos que rigen esta interacción como partes interdependientes e interrelacionadas.
• Capacitación de personal en el mantenimiento y resolución de problemas de las máquinas de votación.

Desafíos del voto electrónico a largo plazo

• Contar con medidas confiables y datos objetivos para saber si el sistema cumple con las necesidades de la comunidad de usuarios (tanto de los votantes y los que administran las elecciones).
• Toma decisiones sobre cambios futuros en el sistema luego de analizar si un sistema dado proporcionará beneficios a lo largo de su vida útil que correspondan con los costos del ciclo de vida, y garantizan que estos costos sean asequibles.