Comisión de Paz del Senado rechaza los casos de asesinato a líderes sociales registrados este año

Hasta el 6 de enero se contabilizaron seis homicidios. De acuerdo con la Unidad Nacional de Protección, ninguna de estas personas solicitaron protección.

Comisión de Paz del Senado
Comisión de Paz del Senado.Cortesía

Cinco líderes sociales y defensores de DD.HH., que se tratan de Gilberto Valencia, Jesús Adier Perafán, Wilmer Antonio Miranda, Wilson Pérez Ascanio y Maritza Quiroz Leiva , y el militante del Centro Democrático, José Rafael Solano González, fueron asesinados en los primeros seis días de este 2019.

La Comisión de Paz del Senado rechazó la muerte de cada una de estas personas e hizo un llamado al Gobierno Nacional para evitar que más casos se registren en este 2019. “Estos hechos enlutan el comienzo del nuevo año y se suman a la ya alarmante cifra de asesinatos y amenazas de diversos tipos contra líderes sociales y ex combatientes de las Farc durante el último período, conforme lo evidencian diversos informes oficiales de autoridades nacionales y organismos internacionales”, se lee en un comunicado.

Lea: Líderes sociales: una matanza que no para.

Además, la Comisión manifestó su preocupación por el creciente número de asesinatos a indígenas y campesinos que, de acuerdo con sus cifras, superan los 40 casos. Según lo explica, los departamentos del Cauca, Chocó, Caquetá, Norte de Santander, Antioquia, Córdoba, Cesar, Meta, Nariño, Sucre y Putumayo son los más afectados por estos hechos, por lo que se “amerita un informe y un plan de choque eficaz de la Fiscalía General de la Nación, el Ministerio de la Defensa y otras instancias del Gobierno y el Estado”.

Aunque en noviembre de 2018 el Gobierno lanzó un plan de choque (Plan de Acción Oportuna -PAO-) entre varias instituciones, la Comisión de Paz insiste en esta petición a la vez que exige al Estado por mayores garantías para la protección de la vida de estas personas.

“Exhortamos a las autoridades a proteger a los líderes y comunidades amenazadas, a cumplir con las garantías constitucionales y con las medidas previstas en el acuerdo de paz para las comunidades campesinas, e impedir que bandas criminales y narcotraficantes copen y controlen los territorios en los cuales tenía presencia la ex guerrilla de las Farc”.

Asimismo, la Comisión le pidió a la ciudadanía hacerle veeduría a los casos para que no queden en la impunidad. A la vez, animó a los colombianos a reclamar por la vida, la paz y la justicia.

Los senadores firmantes de esta carta son Aída Avella (Unión Patriótica), Roy Barreras, Roosvelt Rodríguez y Armando Benedetti (de la U), John Milton Rodríguez y Eduardo Emilio Pacheco (Colombia Justa Libres), Guillermo García Realpe, Luis Fernando Velasco y Horacio José Serpa (Partido Liberal), Iván Cepeda (Polo Democrático), Antonio Sanguino y Juan Luis Castro (Alianza Verde), Santiago Valencia (Centro Democrático), Efraín Cepeda (Partido Conservador), Temístocles Ortega (Cambio Radical) y Victoria Sandino, Pablo Catatumbo y Criselda Lobo (FARC).

Según Pablo Elías González, director de la Unidad Nacional de Protección (UNP), ninguno de los líderes asesinados en este comienzo de año había enviado solicitud de custodia a la institución. No obstante, el funcionario viajará a Santa Marta para prestarle el servicio a los hijos de Maritza Quiroz Leiva, quienes se encuentran en situación de vulnerabilidad. Son en total 4.300 líderes y defensores de DD.HH. que cuentan con protección de la UNP.