Comisionado de Paz descarta diálogo entre Duque y la minga si no cambian intención política

Noticias destacadas de Política

En entrevista radial, Miguel Ceballos señaló que el CRIC debe abandonar su intención de hacer un debate político al presidente para llevar a cabo un diálogo. Al mismo tiempo confirmó que sale para el Cauca a reunirse con comunidades indígenas.

El tema del carácter político de la Minga Suroccidente, que llegó a la capital este domingo, ha sido usado por el Gobierno como uno de los motivos por los que el presidente Iván Duque no se ha reunido con la movilización indígena. La primera en decirlo fue la ministra del Interior, Alicia Arango, y hoy ese argumento fue esgrimido por el alto comisionado para la Paz, Miguel Ceballos.

En diálogo con Blu Radio, Ceballos se mantuvo en la posición de que si la minga no cambia su intencionalidad política no se concertará una reunión con el presidente Iván Duque. “En el planteamiento de hacer un debate político al presidente, esa posibilidad no la contempla la constitución. Un debate político iría más allá de sus atribuciones. Cualquier posibilidad de un encuentro tiene que se por fuera de un debate político”, comentó Ceballos en el diálogo radial.

El alto comisionado señaló que la reunión ente la movilización indígena e Iván Duque depende del Cric, “ellos son los que insisten en un debate político”. Según Ceballos, la minga tiene que redefinir esa aproximación que hay frente al Gobierno y tienen que cumplir con el límite máximo de 50 personas por reunión. Asimismo, señaló el funcionario que debe servir de gestor de paz que se debe respetar el fuero y dignidad presidencial para garantizar dicho encuentro.

Además de este tema, Ceballos confirmó que este lunes sale para el Cauca a encontrarse con las comunidades indígenas de este departamento. Este iría a visitar las 9 comunidades que conforman el CRIC, que es uno de los organizadores de la minga, justo cuando algunos de sus máximos líderes están en Bogotá. Dichos encuentros se acordaron antes de que la minga se convocara e iniciara su desplazamiento hacia la capital del país.

Varios de los líderes de la minga también son líderes de las comunidades en las que viven, por lo que no se conoce a ciencia cierta con quién es que Ceballos se reunirá en el Cauca. Sin embargo, este insistió en que ninguna comunidad ha cancelado su visita y que, a pesar de que en Bogotá hay cerca de 4.000 indígena de la minga, estos suman más de 300.000 en sus territorios.

Ceballos insistió en que había firmado un acta desde principios de octubre y que dicho compromiso era inquebrantable, así la minga estuviera en Bogotá con sus máximos representantes. “Acepté una invitación que nos hicieron antes de la Minga con las autoridades del CRIC”, añadió Cabellos.

Lo cierto es que Miguel Ceballos insistió en ir al Cauca a reunirse con los líderes de varios pueblos que componen el Consejo Regional Indígena del Cauca (CRIC), sin importar que a la capital se hayan desplazado buena parte de estos. El comisionado recalcó que se trata de un compromiso que no puede incumplir, puesto que se acordó hace unas semanas.

Por el momento, la negociación entre CRIC y Gobierno parece empantanada. Desde el principio, la movilización indígena pidió reunirse con el presidente en Cali, pero este se negó. Por eso se fijó a Bogotá como nuevo destino para intentar encontrarse con el primer mandatario. Sin embargo, desde el Ejecutivo se ha descartado ante el carácter político de la minga. Desde el lunes pasado, la ministra Arango calificó la minga de no tener un carácter reivindicativo sino político.

Antes del mensaje del comisionado Ceballos, fue el presidente Iván Duque el que tuvo críticas para con la Minga Suroccidente en la mañana de este lunes. “Si tenemos discusiones, démoslas en el marco de la democracia, sin que tenga que haber emplazamientos ni ultimatums, ni invocar juicios que no tienen asidero”, expresó el primer mandatario ante el plazo que le dio la minga para expresar intenciones de negociar.

Duque también usó el argumento de la pandemia para rechazar la movilización social que llegó a la capital en la jornada de este domingo. “Donde se presentan aglomeraciones, se incuba un camino al rebrote y un rebrote significa retrocesos y aquí se trata de avanzar. Por eso, nadie ni nada puede argumentar que para ser escuchado en una democracia se requiere la promoción de una aglomeración”, comentó.

Comparte en redes: