El poder de los Suárez Mira en Bello, Antioquia

Noticias destacadas de Política

Desde 1995, la familia ha tenido incidencia política en el municipio al norte de Medellín con la llegada de Óscar Suárez, recientemente capturado, a la Alcaldía. Sus hermanos, Olga y César, también ocuparon cargos de elección popular.

Los apellidos Suárez Mira no pasan desentendidos a oídos de los políticos curtidos de Antioquia y son aún más conocidos entre las gentes de Bello, un municipio al norte de Medellín. Su historia comenzó a escribirse en 1995, cuando Óscar Suárez Mira llegó a la Alcaldía. Desde entonces, su nombre echó raíces para que sus hermanos, Olga y César, también gozaran de las mieles de su poder electoral, incluso cuando renunció al Senado en 2009 para responder por una investigación por nexos con paramilitares y fue condenado en 2013, luego de que se determinó su relación con el Bloque Élmer Cárdenas de las Autodefensas.

Lea: Capturan a Óscar Suárez Mira, condenado por aliarse con “paras” con el fin de llegar al Congreso.

Su Alcaldía lo catapultó al Congreso, eligiéndose en 2002 como representante a la Cámara por el Partido Conservador y en 2006 logró una curul en el Senado, representando a su grupo político local. A la par de su escalada en el legislativo, su hermana, Olga, fue alcaldesa de Bello (2004-2007), perpetuando el poder de los Suárez Mira en el municipio y departamento.

Después de ella, en 2008, a la Alcaldía llegó Carlos Andrés Pérez impulsado por esta poderosa familia bellanita. Pérez es el mismo que se presentó el año pasado a la elecciones locales, pero por el Centro Democrático. Dicen que fue el as bajo la manga de los Suárez Mira, pese a que el Partido Conservador iba con Hugo Builes, y el mismo partido uribista desmintiera dichos rumores. A fin de cuentas, Pérez resultó electo nuevamente y es el actual alcalde.

Este relevo de los Suárez Mira por Pérez encajó perfecto entre la renuncia de Óscar y la postulación de Olga al Senado para continuar allí el trabajo de su hermano. Pese a las investigaciones y señalamientos de él, Olga logró el cuantioso resultado de 122.472 votos en 2010 y desde entonces, ella tomó el liderato del grupo político mientras su hermano respondía a la justicia.

Un año más tarde de las elecciones parlamentarias, en 2011, sucedió algo inédito en la historia electoral del municipio y del país. El voto en blanco le ganó en las elecciones al único candidato, Germán Londoño, del Partido Conservador y quien, por supuesto, era la cuota de los Suárez Mira para no abandonar el poder local.

Aunque fue un claro mandato ciudadano en contra de la hegemonía de la familia, en las nuevas elecciones atípicas de diciembre de 2011 se impuso la nueva ficha de los Suárez Mira, Carlos Muñoz. En su administración como alcalde, la Corte Suprema de Justicia condenó a Óscar por concierto para delinquir agravado, al comprobársele vínculos con organizaciones ilegales.

Muñoz dio paso para que los apellidos Suárez Mira volvieran como titulares a la Alcaldía de Bello en 2016 con César, el menor. Olga en 2014 se reeligió en el Senado y la familia en términos electorales parecía no estar afectada por la condena de Óscar. Pero el declive vino cuando en menos de un año del gobierno de César, este fue destituido y detenido por falsedad en documento privado y falsedad ideológica en documento público. Después de nueve meses, un juez revocó la medida de aseguramiento y logró volver a la Alcaldía y faltando seis meses para que terminara su período fue condenado en primera instancia a seis años de cárcel. Esto en medio del desgate político que su hermana también padecería en las elecciones legislativas de 2018.

Olga, aunque hizo una campaña desligada de sus apellidos, se quemó ese año y su fórmula para la Cámara de Representantes, el conservador Germán Blanco logró reelegirse y en la actualidad es el presidente de la corporación. Blanco llegó al Congreso por primera vez de la mano de Olga, y aunque no niega su amistad con la familia (estudió con Óscar en la universidad), se le sigue cuestionando esa relación política con un hombre que se declaró prófugo de la justicia en noviembre de 2016 y recibió una segunda condena hace una semana por recibir dineros de paramilitares para sus campañas de 2002 y 2006.

(En contexto: Corte Suprema condena y ordena capturar al excongresista Oscar Suárez Mira)

Ese mismo 2018, fuerzas alternativas del municipio llegaron al Congreso, como el representante León Fredy Muñoz, del Partido Verde, quien fue exconcejal de Bello y uno de los principales contradictores de los Suárez Mira. También, Jhon Jairo Bermúdez (Centro Democrático), ficha del exalcalde Carlos Andrés Pérez, se eligió a la Cámara. Y volvió, nuevamente, John Jairo Roldán (Partido Liberal), quien, según Pares, se convirtió en representante a la Cámara en 2010 gracias al apoyo de los Suárez Mira, con la contraprestación de que los apoyaría en los comicios locales de 2011.

También: El claroscuro político de Blanco, nuevo presidente de la Cámara.

En 2011, cuando ganó el voto en blanco a la Alcaldía, Roldán apoyó a Jaime Meneses para hacerle un supuesto contrapeso a los Suárez Mira, mientras que Rafael Pardo, entonces presidente del partido, respaldó a Luz Imelda Ochoa. La aspiración de la tolda roja hacia la administración local se cayó cuando no se concertó un candidato único y dejó el camino libre para Germán Londoño, que perdió ante el mandato ciudadano.

La aparente estocada final al poder que se perpetuó por más de 20 años fueron las elecciones regionales de 2019. Aunque lo conservadores iban con candidato propio a la Alcaldía, Hugo Builes, el exalcalde de la casa política, Carlos Andrés Pérez, con parlamentario a bordo (Bermúdez), se lanzó por el uribismo y se desprendió de los Suárez Mira, vendiéndose como una nueva alternativa para el municipio. Con esa bandera o por el pasado político vinculado a la familia, Pérez volvió de nuevo a la administración para, además de darle frente a la crisis del coronavirus, tratar de solventar una situación que parece no tener tregua en Bello: la violencia y la inseguridad.

Comparte en redes: