Comunidades religiosas anuncian su propia campaña por el sí en el plebiscito

Diferentes confesiones religiosas anunciaron el inicio de una campaña denominada “Sí creo en la paz” y le ofrecieron al Gobierno promover el voto afirmativo en el plebiscito para refrendar los acuerdos que se logren con las Farc.

A través de sus líderes y voceros, un grupo de comunidades religiosas del país anunciaron su respaldo al proceso de paz que adelanta el Gobierno con las Farc y su disposición a promover entre sus seguidores el voto por el sí en el plebiscito que se planea convocar para refrendar lo que se pacte en la mesa de La Habana. 

En una reunión con el viceministro del Interior, Guillermo Rivera, y a la coordinadora de la Oficina de Asuntos Religiosos de ese ministerio, Lorena Ríos, los pastores cristianos y otros líderes espirituales revelaron el inicio de una campaña denominada “Sí creo en la paz”, que apunta a resaltar la trascendencia histórica de los acuerdos que se logren con la guerrilla.

En el encuentro participaron representantes de la Iglesia Menonita, la Iglesia Presbiteriana, la Iglesia Luterana, la Iglesia Metodista, la Iglesia Católica Guadalupana, los Católicos Independientes, la Iglesia Católica Ortodoxa, iglesias cristianas independientes, comunidades musulmanes, budistas, Hare krishna y otras espiritualidades.

A esta iniciativa también se unió “Teusaquillo Territorio de Paz”, movimiento nacido en abril de 2009 y que trabaja por la promoción de una cultura de paz en la localidad de Teusaquillo, en Bogotá. Y también se vinculó la Confraternidad Evangélica Latina, ConEL, que integran una 500 mil iglesias en América Latina, que a través del pastor Ricardo Luna afirmó: “Dios nos creó a todos a su imagen, por lo cual todos tenemos el ADN de paz y amor. Debemos descubrirlo y expresarlo en comunidad, especialmente donde hay conflicto. Reconocemos que existen realidades que nos hablan del choque de civilizaciones, más como hijos de Dios oramos, soñamos, y trabajamos para el encuentro y la restauración de la sociedad”.

Por su parte, Olga Lucía Sierra, del centro Budista Yamataka del Budismo Tibetano aseguró: “Su Santidad Dalai Lama afirma que la clave es la paz interior. Si se tiene paz interior, los problemas externos no afectarán el profundo sentido de paz y tranquilidad y que ésta solo puede durar allí donde los derechos humanos se respetan, donde la gente está alimentada y donde los individuos y las naciones son libres”.

Swami B.A. Paramadvaiti, maestro de Bhakti Yoga de la Comunidad Vaishnava, Hare Krishna, expresó: “La justicia es humana y el perdón es divino, por eso es que los seres humanos buscan más la justicia. El perdón requiere del amor, del respeto y de la humildad que es reconocer la diferencia del otro”. Y El Sheij, Lyes Marzougui, de la comunidad Musulamana, Centro de Estudios Al-Qurtubi, explicó que la paz es una orden del Corán.

Finalmente, el reverendo Luis Fernando Sanmiguel, de la Iglesia Presbiteriana e integrante de Teusaquillo Territorio de Paz y de la Mesa Interreligiosa, afirmo que la paz es una oportunidad histórica para Colombia: “Jesús nos dijo ‘perdona nuestras ofensas, como nosotros perdonamos a los que nos han ofendido’. También encontramos a los profetas como portavoces de este deseo en el profeta Isaías, en donde se expresa que el efecto de la justicia será paz; y la labor de la justicia, reposo y seguridad para siempre”.

Eso sí, las diferentes confesiones coincidieron en afirmar que hay que llenar este concepto de paz y justicia con otros elementos, también presentes en la tradición bíblica como en otras tradiciones religiosas. “La justicia representa la búsqueda de los derechos individuales y colectivos, de la reestructuración social y la restitución”, concluyó el reverendo Sanmiguel.

 

últimas noticias

Murió el exministro Abdón Espinosa Valderrama

Ciudadanía organizada contra la corrupción

Empieza la otra batalla del Nuevo Liberalismo