Las manifestaciones arrancan a las 6:00 de la tarde

Con linternas pedirán renuncia al fiscal Martínez

Convocantes a las protestas contra el jefe del ente acusador explicaron el origen de las concentraciones y puntualizaron que no tienen una bandera política o electoral, sino que es una expresión de ciudadanos indignados.

En noviembre pasado, el fiscal Néstor H. Martínez respondió ante la plenaria del Senado señalamientos por el caso Odebrecht. / Cristian Garavito - El Espectador

Un nuevo escenario de control ciudadano empieza a escribirse hoy con las concentraciones contra el fiscal Néstor Humberto Martínez por su presunta relación con el entramado de corrupción del caso Odebrecht en Colombia. Un panorama similar al ocurrido en Perú, que derivó en presiones para que el fiscal general de ese país, Pedro Chávarry, dimitiera a su cargo. Con este ejemplo, un grupo de ciudadanos convocó, a través de redes sociales, a concentrarse frente a las sedes de la Fiscalía en todo el país y los consulados y las embajadas de Colombia para expresar su rechazo a la actuación del jefe del ente acusador en el más grande escándalo de corrupción que azota al continente suramericano.

“La noche de las linternas”, como fue bautizada la convocatoria, tendrá lugar a partir de las 6:00 de la tarde y se espera que la mayor concentración sea frente al búnker de la Fiscalía, en Bogotá. Sin duda, la indignación ciudadana se propagó a partir de las revelaciones del fallecido Jorge Enrique Pizano, en una entrevista publicada por Noticias Uno tras su muerte, en las que da a entender que Martínez conocía de presuntas irregularidades en las licitaciones de la Ruta del Sol II e incluye audios de Pizano con él, cuando fungía, en 2015, como asesor jurídico del Grupo Aval, cuyo consorcio ganó una de las licitaciones para la construcción de los proyectos 4G.

La convocatoria ciudadana se convierte en un segundo capítulo del debate de control político que adelantó el senador del Polo Democrático Jorge Enrique Robledo al fiscal general y que, finalmente, no consiguió su objetivo: su renuncia. Por eso, la premisa de las manifestaciones de hoy es que Martínez abandone el cargo y las investigaciones sobre los casos de corrupción de la multinacional brasileña avancen con celeridad, “de la mano de un fiscal independiente y sin conflicto de intereses para estudiar el caso”, dicen sus organizadores. Y es que el escándalo de Odebrecht no solamente relaciona a importantes personalidades del mundo político y empresarial, sino que, además, se ha visto enrarecido por la muerte de tres personas: el exauditor Pizano, su hijo Alejandro y, recientemente, el exsecretario de Transparencia Rafael Merchán.

En el debate en el Senado, el fiscal Martínez negó los señalamientos de la oposición y fue tajante en que nunca conoció prueba alguna de la comisión de delitos. Además, dijo que como abogado lo amparaba el secreto profesional y que nunca actuó en contra de la ley. Cielo Rusinque es una de las principales promotoras de la concentración y en entrevista con La W Radio explicó que la propuesta surgió al encontrar un ambiente de indignación en redes sociales por este caso de corrupción. Indignación similar a las que impulsaron las grandes manifestaciones de Francia de los “chalecos amarillos” o las de Perú, que terminaron en que el presidente de ese país, Martín Vizcarra, pidiera al Congreso declarar en emergencia al Ministerio Público.

De otro lado, el profesor universitario Fabián Sanabria, también promotor de las concentraciones, fue incisivo en que “por estética y ética”, Martínez Neira “debe renunciar” a su cargo como fiscal general, pues este escándalo ha conducido a revisar la trayectoria profesional del jurista. “Evidentemente hay que mirar la trayectoria del señor, sus actuaciones. Tenemos que remontarnos a los tiempos de Ernesto Samper, quien hizo célebre la frase de ‘Aquí estoy y aquí me quedo’, y de quien Martínez fue ministro”, expresó.

A las invitaciones de tuiteros e influenciadores de redes sociales se han sumado personalidades de la oposición al gobierno Duque. Sin embargo, los promotores aclaran que las protestas no tienen origen político ni banderas electorales. “No estoy tomando partido. No soy petrista, ni de izquierda ni de derecha. Pero eso no quiere decir que personas de movimientos políticos no se sumen a esta marcha. La idea no es marchar, es concentrarnos con antorchas y linternas, para iluminar a esa ‘lámpara’, como dicen los pelaos, que es el fiscal Néstor Humberto Martínez”, puntualizó Sanabria.

En este mismo sentido, Rusinque, quien adelanta un doctorado en la Universidad París II Panthéon-Assas, rechazó que a las concentraciones se les otorgue un liderazgo partidista y que se les relacione principalmente con Gustavo Petro, pues ella insiste en que el motor de las protestas no tiene un origen ideológico, sino ético. “Aquí están bienvenidos todos los sectores políticos, pero también están participando personas sin partidos. Hay que salir a la calle a hacer valer la ciudadanía. Ese es nuestro principal interés”, dijo la joven constitucionalista.

“Nosotros enarbolamos una consigna: #SinAvalFueraFiscal. Cuando decimos ‘aval’ es el aval de la ciudadanía, porque ese es el verdadero aval. Los demás avales tendrán sus intereses privados. Ese contubernio entre grupos económicos poderosísimos y la justicia no puede seguir. Hay que decirle al fiscal Martínez que le está haciendo mucho daño a su antiguo patrón, el doctor Sarmiento Angulo, y que sus acciones están bajando por cuenta de su actitud”, concluyó el profesor Sanabria. Pero más allá de las consignas que se promoverán hoy para pedir la renuncia del fiscal, lo claro es que este año que apenas empieza tendrá una fuerte agenda de expresiones ciudadanas en las calles del país.