Cónclave en Casa de Nariño para definir refrendación

El presidente Juan Manuel Santos convocó a los dirigentes de los partidos políticos este martes, para definir la forma en la que el país le dará su aval al nuevo texto acordado con las Farc

El plebiscito del 2 de octubre fue derrotado por un margen muy estrecho /Archivo

A pesar de que ya se conoce el nuevo acuerdo de paz logrado entre el gobierno y las Farc, las luces en torno a los métodos posibles de refrendación de ese nuevo texto aún no están muy claras. Hay varios escenarios, eso sí, y sobre ellos, se ha referido el presidente Juan Manuel Santos en innumerables ocasiones.

La más reciente fue en Londres, en la visita de Estado que hizo a la reina Isabel II, en donde mencionó los tres caminos más viables para darle legitimidad política al acuerdo de paz: convocar a otro plebiscito, hacer cabildos abiertos o, sencillamente, acudir al Congreso para que en una especie de ‘refrendación-implementación’, sean los legisladores los que le den vía libre a las más de 300 páginas firmadas el sábado.

Sin embargo, ha habido avances para definir una ruta. El Espectador pudo establecer que, precisamente, el presidente Juan Manuel Santos convocó para este lunes, a las 2 de la tarde en Casa de Nariño, a los dirigentes de los partidos políticos con quienes entablará las primeras discusiones sobre lo que viene. Es decir, elegir una de esas posibles salidas para refrendar un nuevo acuerdo de paz. Camino que, en todo caso, no será fácil.

Saltarse la voluntad popular tiene sus riesgos, debido a que implicará mayor desgaste del capital político del presidente Santos que, sin embargo, tiene el dilema de hacer valer el premio Nobel de Paz con el que fue galardonado: sacar adelante un proceso de paz que contribuya a la terminación del conflicto armado interno y la construcción de una paz estable y duradera.

Así que el riesgo de no volver a convocar a un plebiscito está dispuesto a correrlo el presidente Juan Manuel Santos, porque las probabilidades de que se repita el resultado del 2 de octubre no son pocas. En el Congreso, por ejemplo, tiene a las mayorías aseguradas y le será más fácil sacar con mayor agilidad las leyes necesarias para poder implementar el nuevo acuerdo de paz.

De hecho, la de mañana no es una reunión aislada. Coincide con el ‘cónclave por la paz’ que convocó el presidente del Congreso, Mauricio Lizcano, previsto para esta semana, en el que espera reunir a las bancadas de todos los partidos para que, en la plenaria del Senado y en una discusión privada, se hable sobre el nuevo acuerdo de paz y la refrendación vía legislativa como el mejor camino para no echar al traste tantos años de negociaciones en La Habana.

Así pues, se esperan anuncios la tarde de este martes en la residencia presidencial sobre la refrendación del nuevo acuerdo de paz. Ya fueron convocados los partidos de la Unidad Nacional pero se desconoce si voceros del Centro Democrático y de partidos de oposición fueron convocados. En todo caso, el tiempo es oro y eso lo tiene claro el jefe de Estado que se apresuró, incluso, a reunirse con su antecesor, Álvaro Uribe, antes de que el país conociera de la existencia de un nuevo acuerdo de paz en Cuba.