Congresistas piden pista para participar en curules de paz

Representantes de Cambio Radical y del Partido Conservador no están de acuerdo con que las 16 circunscripciones especiales sean destinadas a las víctimas del conflicto. Piden poder competir por esas curules en las elecciones de marzo del año entrante.

El presidente de la Cámara, Rodrigo Lara, alertó sobre la posibilidad de que en las circunscripciones de paz queden electas personas que permanecen delinquiendo en los territorios más afectados por la guerra.Archivo

En medio del debate sobre el proyecto que crea 16 circunscripciones especial que, en teoría, serán destinadas a los territorios mayormente afectados por el conflicto armado, surgió una controvertida propuesta liderada por el presidente de la Cámara de Representantes, Rodrigo Lara, de Cambio Radical. El legislador radicó una proposición en la que solicita que se elimine de la iniciativa el artículo que crea la prohibición a los partidos y movimientos políticos –incluido el naciente de la Farc- inscribir listas de candidatos para participar por dichas curules.

(Vea: Especial sobre las 16 circunscripciones de paz)

Según explicó Lara, si bien es loable crear una circunscripción especial para aquellas regiones que nunca han tenido representación en el Congreso, pidió no caer en el “lagartismo” de lo políticamente correcto. “Me hago una pregunta. ¿Las víctimas pueden constituir en una sociedad un cuerpo organizado que tenga representación? ¿Qué une a una víctima con otra más allá del dolor?”, argumentó el legislador, tras agregar que la definición de “víctima” es una palabra tan amplia que no permitiría, por sí misma, derivar en la creación, por ejemplo, de un partido político.

En ese sentido, alertó sobre la posibilidad de que a dichas circunscripciones lleguen personas con un pasado incierto, como el hecho de pertenecer a grupos armados ilegales y seguir “delinquiendo y enriqueciéndose”. Un debate que, de hecho, también despertó inquietudes durante el paso de la iniciativa por Senado, pues no son pocos los que consideran que, precisamente, en dichos territorios afectados por la guerra podrían continuar liderazgos de quienes, por tantos años, amedrentaron a la población.

La proposición radicada y explicada por Lara, fue apoyada por sus copartidarios Carlos Abraham Jiménez, Eloy Chichí Quintero, Fabián Castillo y Betty Zorro. Por el lado de los conservadores, la firmaron José Luis Pérez, Jaime Felipe Lozada, Pedrito Pereira y Orlando Guerra de la Rosa.

Sin embargo, de inmediato fue criticada por los congresistas que se niegan a abrirles paso a los partidos en las circunscripciones de paz, como la representante de la Alianza Verde, Angélica Lozano. “¿Cómo vamos a permitir usurpar esas curules por los partidos políticos? ¡Faltaba más! Todos los partidos competimos por 265 curules. ¿No nos alcanza y ahora queremos ir a captar la de las curules para las víctimas? Esas curules son para los hombres y mujeres que han padecido ese conflicto por parte de cualquier actor”, explicó Lozano.

De momento, sigue avanzando la discusión en la plenaria de la Cámara que ya aprobó que dichas circunscripciones de paz se apliquen de manera transitoria, únicamente por dos periodos legislativos, a partir del 2018.