Congreso admite que ascensos de generales eran "jolgorios anticipados"

La promoción de rango del general Francisco Patiño se aplazó porque no cumplió los tiempos y términos establecidos.

El general Francisco Patiño, oficial al cual se le retrasó el ascenso.
El general Francisco Patiño, oficial al cual se le retrasó el ascenso.

El saliente presidente del Congreso, Roy Barreras Montealegre, defendió el papel del Senado en los ascensos de los generales de la República.

Barreras explicó que la mesa directiva que preside, tomó la decisión de acabar con la “superficialidad” en el ascenso de los oficiales de Colombia pues se acabó el simple trámite de los mismos como si los legisladores fueran notarios.

Ese proceso se había vuelto una especie de jolgorio anticipado porque no había ningún examen de los postulados a ascensos”, aseguró.

La mesa directiva del Senado emitió a finales de mayo una resolución donde se determinaron unos periodos y tiempos estrictos.

En el caso del general Francisco Patiño, según Barreras, la mesa directiva hizo cumplir los tiempos y se aplazó la promoción de rango porque le faltó un día de trámite antes del día de cierre legislativo (20 de junio).

“El oficial tiene derecho a presentar su hoja de vida ante la plenaria después del 20 de Julio, cuando se reinician las sesiones ordinarias”, agregó.

La demora en el ascenso de Patiño surgió por la presunta injerencia del general en el sonado caso de Diego Felipe Becerra, joven grafitero asesinado en extrañas circunstancias.

Aunque la Fiscalía indicó que no hay nada formal contra el oficial, dos testigos relacionaron a Patiño en el posible encubrimiento de pruebas.

La Policía Nacional ya ofreció excusas públicas a la familia del joven grafitero por las fallas cometidas por uno de sus uniformados.