Congreso aprueba reforma a la salud

Se incluyó propuesta para que el Gobierno regule los precios de todos los medicamentos. El gran revolcón del sistema vendrá en el segundo semestre con la discusión de la ley ordinaria que les quitará poder a las EPS.

Los ministros de Salud, Alejandro Gaviria, y Hacienda, Mauricio Cárdenas, en la discusión en Senado. / Luis Ángel
Los ministros de Salud, Alejandro Gaviria, y Hacienda, Mauricio Cárdenas, en la discusión en Senado. / Luis Ángel

El Gobierno tiene vía libre para empezar a cumplir su objetivo de darle un vuelco estructural al sistema de salud del país. Ayer fue aprobado en la plenaria de la Cámara de Representantes el proyecto de ley estatutaria que define, regula y establece los mecanismos para proteger el derecho a la salud, el cual ya había sido avalado el pasado martes por la plenaria del Senado. Hoy el texto será conciliado por un grupo de ponentes de ambas partes, que unificarán el texto para que pase a revisión de la Corte Constitucional.

Dos nuevos elementos aparecieron en la larga discusión que se sostuvo ayer en la Cámara. Por un lado, se aprobó la propuesta del jefe único del liberalismo, Simón Gaviria, quien pidió que el Ministerio de Salud tuviera la tarea de regular los precios de medicamentos teniendo como base los precios internacionales. Si bien el Ministerio acaba de aprobar una nueva política de precios, que tendrá en cuenta las referencias de 17 países (entre ellos EE.UU., Reino Unido y Australia) para fijar los valores de los fármacos monopólicos, la propuesta de Gaviria se extendería a todas las medicinas.

Su iniciativa contó con el aval de 94 congresistas, y en cambio fue duramente criticada por el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, quien señaló que la medida   está condenada a fracasar, “porque el control de precios es algo que el país experimentó y que ya descartó”. Y agregó que el proyecto de ley establecía la creación de unas herramientas de regulación de precios en casos en los que “se identifiquen abusos o prácticas no competitivas”, por lo que ve innecesaria una propuesta adicional.

La Cámara, además, mantuvo un polémico artículo que según lo había denunciado la contralora Sandra Morelli, crearía una mayor congestión en la Rama Judicial e iría en contra de la tutela. La propuesta, eliminada por la plenaria del Senado, establece la posibilidad de presentar una “acción especial de nulidad en salud” ante el Consejo de Estado, en caso de que un servicio o tecnología quedara excluido de los beneficios a los que tienen derecho los usuarios.

Además de este proyecto, el Gobierno también está impulsando una ley ordinaria para reformar el sistema, que será discutida en el segundo semestre del año y que definirá el modelo en el que operará el nuevo sistema. Esta iniciativa, que seguramente será objeto de discusiones más álgidas, plantea el cambio de naturaleza de las EPS a gestoras de salud con menor maniobra financiera y establece la creación de un fondo único del Gobierno para manejar los recursos del sector.