Conservadores tienen dudas frente a negociación con el Eln

El presidente de la colectividad, David Barguil, sostiene que la organización guerrillera no ha dado muestras de buena voluntad en los diálogos.

Aunque dejó claro que el Partido Conservador ha apoyado la búsqueda de la paz, el presidente de la colectividad, David Barguil, planteó sus dudas frente el proceso de paz que se hizo oficial entre el Gobierno y el Eln. “Debemos mirar con detenimiento que existan condiciones claras en este nuevo proceso. Debe existir mucha claridad para evitar que la guerrilla juegue con ese anhelo de los colombianos”, afirmó Barguil.

Para el dirigente del Partido Conservador si bien una paz completa requeriría la participación del Eln, las muestras de buena voluntad de esta organización guerrillera no dan pie para creer en su buena voluntad. “Lo que sucedido con el ingeniero Ramón Cabrales a quien secuestraron, luego dejaron en liberar como un supuesto gesto de buena voluntad y finalmente se conoció que fue necesario pagar por su entrega, es una vergüenza. Un grupo guerrillero que quiera la paz no es un grupo que secuestre y extorsione a los colombianos de bien”, afirmó Barguil.

Más allá de esas críticas, como viene sucediendo desde las elecciones a la presidencia en las que el Partido Conservador se dividió entre quienes apoyaban a la candidata de la colectividad, Marta Lucía Ramírez y otro sector que respaldaba la reelección del presidente Juan Manuel Santos, ellos, denominados como los “conservadores santistas”, mantienen su respaldo incondicional a esta naciente negociación con el Eln y a la que se adelanta hace más de tres años con las Farc.

Uno de estos senadores, Hernán Andrade, frente a los diálogos de paz con el Eln manifestó que “es mucho mejor buscar alternativas que seguir combatiendo otros 50 años. Están dadas las condiciones para un diálogo porque se pueden unir las dos negociaciones de Farc y Eln y buscar una salida para la paz. Es claro que la única salida para este conflicto es la salida política”.

Por ahora para la dirección del Partido Conservador se mantiene el escepticismo frente a la negociación tal como también han planteado sus dudas sobre el proceso por la paz. Por su parte los azules santistas se mantienen del lado del Gobierno lo que deja claro que más allá de las negociaciones la división en la colectividad se mantiene, por eso no se dio el anunciado reintregro de los conservadores a la Unidad Nacional.

 

 

últimas noticias