Conservadores ya solicitaron medidas cautelares a favor de oposición venezolana

El partido elevó una solicitud ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para que proteja a Antonio Ledezma, María Corina Machado, Henrique Capriles, Julio Borges y Leopoldo López.

Este jueves, el partido Conservador solicitó ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, la adopción de medidas cautelares en favor de cinco de los líderes más importantes de la oposición venezolana, entre ellos Leopoldo López y Antonio José Ledezma.

En el documento de 52 páginas –firmado entre otros por el presidente de la colectividad David Barguil y la excandidata presidencial Marta Lucía Ramírez– el partido solicita que se proteja la vida e integridad física del alcalde de Caracas, Antonio Ledezma Díaz; María Corina Machado, exdiputada de la Asamblea Nacional; Henrique Capriles Radonski, gobernador del estado de Miranda, Julio Andrés Borges, diputado por el estado de Miranda y Leopoldo López Mendoza, coordinador del partido político voluntad popular.

"Solicitamos (…) ordenar que las autoridades del estado bolivariano de Venezuela respeten el libre ejercicio de la oposición política, el debido proceso y garanticen su libre acceso a los medios de comunicación locales e internacionales en igualdad de condiciones", indica la solicitud.

El documento está constituido por argumentos jurídicos, basados en pruebas y testimonios que –asegura el partido Conservador– dan cuenta de la vulneración de sus derechos, así como la falta de garantías para el ejercicio político en vísperas de un proceso electoral.

“Se solicita con urgencia el acompañamiento internacional al proceso electoral que se avecina y exigir al gobierno de Venezuela respetar la separación de poderes, cesando cualquier interferencia en las acciones y decisiones judiciales que puedan vulnerar sus derechos", agrega la solicitud.

Se espera que el documento sea estudiado por la Comisión próximamente, ante lo cual los firmantes indicaron que realizarán” todo lo necesario para no dejar que la falta de democracia que vive el vecino país se oculte ante los ojos de la comunidad internacional”.