Contralor denuncia "cláusula insólita" en arrendamiento de sede

Edgardo Maya Millazón dijo que por ese mismo ítem en el contrato los arrendadores no están interesado en recibir el inmueble ubicado en el centro comercial Gran Estación.

El Contralor General de la República, Edgardo José Maya, admitió este viernes que hoy 2.300 trabajadores de la entidad no tienen donde laborar luego de que se venciera el contrato de arrendamiento de la polémica sede ubicada en el centro comercial Gran Estación.

En diálogo con Blu Radio, Maya Villazón señaló que en el contrato suscrito por la excontralora Sandra Morelli Rico hay una “cláusula insólita”.

“El contrato se firmó por 2 años y le dice a la Contraloría que si termina el contrato antes de 10 años se deberán pagar $34.000 millones”, explicó.

Según él, la misma cláusula establece que será una obligación de la Contraloría entregar el inmueble en obra gris.

Deberán tomarse inodoros, puertas, pisos y demás para llevárselos, lo cual es insólito”, manifestó.

El contrato terminó el pasado 31 de diciembre de 2014, de acuerdo a una extensión que firmó la entonces contralora Sandra Morelli en agosto.

“Los propietarios no van a recibir sede de Contraloría ni hoy, mañana, ni en marzo pues con esa cláusula la quieren hacer valer”, sostuvo.

Maya dijo que ese punto establecido es ilegal de acuerdo al canon de arrendamiento y de inmediato implica un sobrecosto.