Corre el reloj para el día D

Luego de que el Legislativo apruebe el nuevo Acuerdo Final de Paz, comienzan a contarse los 150 días que, máximo, durará el proceso de dejación de armas por parte de las Farc.

Si los cálculos del Gobierno son acertados y todo sale como se tiene pensado, a más tardar el jueves el Congreso de la República habrá refrendado el nuevo acuerdo final de paz suscrito en La Habana, marcando el punto de partida del proceso de implementación del mismo. A partir de entonces comenzarán a correr los 150 días en los que las Farc tendrán que completar el proceso de dejación de armas bajo la vigilancia de la Organización de Naciones Unidas. Cumplido ese plazo, las Farc habrán dejado de existir como grupo armado. (Vea acá el especial A CONSTRUIR LA PAZ)

El primer paso en ese camino comienza con el denominado día D –día de la refrendación–, a partir del cual, según lo acordado por las partes, comenzarán a regir las reglas establecidas para el cese al fuego y de hostilidades bilateral y definitivo y el proceso de dejación de armas y comenzará la restricción de los vuelos militares sobre las 20 zonas veredales transitorias de normalización y los 7 puntos transitorios de normalización establecidos en el Acuerdo Final.

Asimismo, tanto la Fuerza Pública como las Farc adecuarán transitoriamente sus dispositivos en el terreno para viabilizar la puesta en marcha de las zonas de concentración y la verificación del cese al fuego a cargo del mecanismo tripartito liderado por Naciones Unidas.

Las tropas guerrilleras comenzarían a movilizarse hacia las 20 zonas y 7 puntos demarcados (ubicados en 27 municipios y 15 departamentos), cinco días después de la refrendación, es decir, la primera semana de diciembre. En estos espacios se garantizará la plena vigencia del Estado Social de Derecho, para lo cual se mantiene el funcionamiento de las autoridades civiles sin limitaciones. A su llegada a las zonas, las Farc harán entrega al Gobierno del listado de todos los integrantes que hacen parte de la organización, incluyendo a las milicias, información que posteriormente será la base para la acreditación y el tránsito a la legalidad de los miembros de la guerrilla.

En cuanto al proceso de recolección y almacenamiento del armamento individual que permanece en poder de las Farc, se realizará de manera secuencial y en tres fases: el día D+90, el 30 %; el D+120, el 30 %, y el D+150, el 40 % restante. Recibido el armamento, finaliza la extracción de las armas por parte de Naciones Unidas, es decir, el proceso de salida física del armamento de las zonas de concentración. El día D+180, que vendría siendo en los últimos días de abril de 2017, dejarán de funcionar las zonas de concentración y se dará por cumplido el cese el fuego.