¿Por qué se conmemora la Semana del Detenido Desaparecido?

hace 2 horas

Corte alista fallo sobre consulta previa

Gobierno espera decisión de la Corte para consultar Plan Nacional de Desarrollo, Estatuto de Desarrollo Rural y Código Minero. Comunidades critican falta de voluntad del Ejecutivo.

En agosto de 2012, las comunidades negras hicieron sus recomendaciones para la consulta previa, pero hasta hoy no han sido atendidas. / Archivo

Una vez más, el derecho de las comunidades negras a la consulta previa, libre e informada está en el limbo jurídico y en la controversia política. Por un lado, las comunidades esperan a que el Gobierno decida cómo se hace el procedimiento. Mientras tanto, el Ejecutivo aguarda a que la Corte Constitucional diga de qué manera y a quién se consulta. Y al mismo tiempo, la Corte le exige al Congreso legislar sobre la materia y este espera a que el Gobierno presente el proyecto y la Corte defina los términos.

Es decir, el derecho a la consulta previa se encuentra en un berenjenal jurídico, adobado por un debate político de acusaciones de responsabilidad que se lanzan los unos a los otros. El Gobierno tiene frenados proyectos mineros, petroleros y legislativos, como el Plan Nacional de Desarrollo o el Código Minero. Y las comunidades han visto negado, una y otra vez, su derecho a ser consultadas por asuntos que involucren sus territorios o su autonomía cultural y política.
La Corte Constitucional tiene la pelota en su cancha y el Congreso espera atento su decisión. La semana pasada, un grupo de organizaciones de comunidades negras y el senador Luis Evelis Andrade, representante de los indígenas, citaron a un debate de control político a los representantes del Gobierno para que explicaran en qué situación está la consulta. Pero no asistieron ni los ministros ni los viceministros, y el debate no se dio. Las organizaciones afros expresaron su inconformidad y las miradas se clavaron sobre el alto tribunal.

Y es que el diagnóstico del tema es crítico. Durante 2010 y 2011, recién posesionado Juan Manuel Santos como presidente, se conformó la Consultiva de Alto Nivel, espacio de interlocución con el Gobierno para adelantar las consultas previas de proyectos legislativos y asuntos de impacto nacional. Por esos días, este espacio estaba en el ojo del huracán por presuntos manejos irregulares de recursos públicos. Entonces, la Corte Constitucional emitió un primer concepto en el que suspendía el órgano de consulta y exigía al Gobierno aclarar los mecanismos de selección de los representantes. De hecho, en octubre de 2011 dejó de funcionar la Comisión de Alto Nivel.

En enero de 2012, el Gobierno respondió expidiendo la resolución 0121 y posteriormente el decreto 2163, en los que se consignó que la nueva Consultiva de Alto Nivel estaría integrada por comunidades que tuvieran títulos colectivos. La decisión causó revuelo y la Corte volvió a intervenir. En la sentencia T-823 de 2012 derogó la resolución y el decreto y le dio seis meses al Gobierno para expedir nuevas directrices para llevar a cabo las elecciones de los representantes de las comunidades negras, incluyendo a las comunidades de base —aquellas que no tienen títulos colectivos—.

La decisión recordaba que las comunidades debían, autónomamente, definir cómo debía ser su representación. Entonces surgió la idea de adelantar el Primer Congreso de Comunidades Negras, que se celebró en Quibdó del 23 al 27 de agosto de 2013. Del encuentro, que el Gobierno afirmó que costó $8 mil millones, surgieron una serie de recomendaciones y un protocolo de consulta previa. Así como una ruta de representación. Pero las recomendaciones no han sido atendidas y sus memorias permanecen archivadas en alguna oficina gubernamental.

En septiembre de 2012, el Ejecutivo concluyó que no tenía elementos suficientes para diseñar el espacio de representación y el protocolo de consulta y decidió esperar a que la Corte definiera el asunto de fondo. En diciembre apareció el fallo y con éste, se suspendieron los procesos consultivos adelantados en el marco de la resolución 0121 y del decreto 2163 del 2012. Desde ese momento el derecho de las comunidades a la consulta previa libre e informada se ha convertido en un asunto etéreo. Las comunidades lo exigen, mientras el Gobierno y el Congreso no saben cómo tocarlo, pero necesitan resolverlo, y es tanta la confusión, que es la Corte Constitucional quien tiene la última palabra.

Precisamente el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, refirió que esta semana la Corte deberá expedir el auto “en el cual le indica al Gobierno Nacional cuáles deben ser los criterios e interlocutores del Estado en materia de consultas previas hacia el futuro”, expresó. Y añadió: “Por este tema no ha sido posible avanzar no solo en materia de Plan Nacional de Desarrollo. El Gobierno no ha podido sacar adelante la presentación de leyes tales como el Código Minero, la Ley de Desarrollo Rural y la ley que transforma las corporaciones autónomas nacionales. Estamos listos para realizar estas consultas previas, una vez la Corte Constitucional expida el auto”.

Por ahora, el tema de la consulta previa para las comunidades negras, afros y raizales parece tomar la forma de la famosa canción de Celia Cruz: “Songo le dio a Borondongo. Borondongo le dio a Bernabé. Bernabé le pegó a Muchilanga, le echó a Burundanga, les hinchan los pies”.

 

 

[email protected]

@AlfredoMolanoJi

 

520950

2014-10-07T06:22:53-05:00

article

2014-10-07T06:25:54-05:00

none

Alfredo Molano Jimeno

Política

Corte alista fallo sobre consulta previa

40

5191

5231