Corzo cambió requisitos para elección de secretario de Senado

Aunque no hay nada irregular, de última hora el presidente del Senado excusó de la autenticación de documentos a quienes se presenten para este cargo.

A pocas horas del cierre de la convocatoria para que los ciudadanos se postulen como candidatos para la elección del nuevo secretario general del Senado, el presidente de la corporación, Juan Manuel Corzo, cambió los requisitos.

En la aclaración que hizo el legislador, advirtió que los documentos que deben presentar los interesados no deben ir autenticados.

La decisión de Corzo está soportada en que la Ley Antitrámites indica que no es necesario ese procedimiento ante entidades públicas.

“Teniendo en cuenta que el artículo 25 del Decreto 019 de 10 de enero de 2012 ‘Por el cual se dictan normas para suprimir o reformar regulaciones, procedimientos y trámites innecesarios existentes en la Administración Pública’ eliminó la exigencia de la entrega de documentos autenticados, me permito aclarar que los documentos que soportan la Hoja de Vida de quienes aspiren a participar en el proceso de selección para el cargo de Secretario General del Honorable Senado de la República, no requieren autenticación alguna”, cita la resolución emitida por Corzo la noche del pasado miércoles.

Aunque no hay nada ilegal, a muchos les causa sorpresa que no se pueda dar, al menos, ese control para los aspirantes, entre los cuales está el cuestionado actual secretario, Emilio Otero Dajud. 

Este viernes a las 6 de la tarde vence el plazo para postularse como candidato a secretario al Senado de la República.

La Procuraduría General anunció que estará alerta al proceso de elección que se deberá surtir el próximo 20 de julio.

¿Qué piensa el Gobierno?

El Gobierno Nacional aunque prefirió no referirse en concreto sobre la candidatura de reelección de Emilio Otero Dajud a la secretaría general del Senado, dejó entrever que no es partidario de esa posibilidad. (Escuche lo que dijo Renjifo).

“La verdad la opinión pública ha hecho un rechazo enorme sobre las circunstancias que en la reforma a la justicia sucedieron, de modo que creo que los congresistas tienen la sensibilidad necesaria para eso (…) los congresistas tienen que escuchar la reacción que ha habido en la opinión pública”, aseguró. (Lea más de la opinión del Gobierno).

Vale la pena recordar que el actual secretario fue quien estuvo como ‘notario’ de la conciliación de la reforma a la justicia. Y es que dentro de los orangutanes aprobados se incluyó que los secretarios de Senado y Cámara de Representantes quedaran aforados y casi blindados jurídicamente.