Cuando César Gaviria era acérrimo antiuribista

El exmandatario se van con Iván Duque para la segunda vuelta presidencial. En el pasado, había sido uno de los más duro críticos de Álvaro Uribe, al que incluso llegó a calificar de "mentiroso" e "incendiario".

Cuando César Gaviria era acérrimo antiuribista
El expresidente César Gaviria. Archivo particular

“(Uribe) solo piensa en la guerra como opción para Colombia. Su lenguaje incendiario le hace daño a Colombia y a sus valores democráticos”. “Uribe es un mentiroso y les metió mentiras a las elecciones en el país. Nos quiere embolatar a los colombianos”. “El expresidente Uribe tiene una lista de odios y de guerra contra políticos, magistrados y periodistas que es prácticamente un salto al pasado”. “La izquierda de este país va a votar en su gran mayoría por Santos así no les guste y por qué, porque les tienen miedo a las persecuciones, el lenguaje y la política antipaz de los uribistas”.

Era lo que decía en la campaña de 2014 el expresidente César Gaviria, cuando prácticamente le tocó asumir el mando del barco de la campaña de Juan Manuel Santos a la reelección, que naufragaba por ese entonces en aguas turbulentas, hasta el punto de haber perdido la primera vuelta de las elecciones ante Óscar Iván Zuluaga, el candidato del uribismo. Una rivalidad acérrima que nació casi que desde 2002, cuando Álvaro Uribe llegó al poder y en sus ocho años de mandato, el Partido Liberal, del que Gaviria fue durante el último tramo su director único, se declaró en oposición.

En todos estos años, el exsecretario general de la OEA había sido uno de los más duros contradictores de Uribe. Por ejemplo, en la campaña del plebiscito por la paz de 2016, aseguró que eran más las mentiras y las desinformaciones alrededor del proceso de paz, que las verdaderas acciones que desde la oposición se estaban realizando para promover un voto negativo, en respuesta a unas declaraciones entregadas por Uribe sobre una supuesta campaña para elegir en un futuro a alias “Timochenko” como presidente de Colombia. “Son necias y sin sentido”, dijo.

Pero como la política es dinámica, hay que decir “había sido”, porque resulta que el vaivén de la actual coyuntura electoral ha hecho que el Partido Liberal, que nuevamente dirige Gaviria, anuncie su adhesión a la candidatura de Iván Duque, del uribista Centro Democrático, para la segunda vuelta presidencial del próximo 17 de junio. Como quien dice, quienes ayer se profesaban odio, hoy van a estar unidos en la búsqueda del poder. Ya no importan los insultos del pasado e incluso ahora veremos en el mismo lado, el de la derecha, a los liberales revueltos con los conservadores, los cristianos y Cambio Radical.

Sin tapujos, Gaviria dijo que el lunes pasado se reunió con Duque y le reconoció sus “vocación liberal”. Y hasta reconoció que dicho encuentro tuvo el beneplácito de Uribe y Andrés Pastrana, los exmandatarios que están detrás de Duque. Por supuesto, señaló que la adhesión se da sobre acuerdos programáticos y nunca burocráticos, siendo eje fundamental el respeto a los acuerdos de paz firmados con las Farc. “No hay ningún tema inzanjable con Duque“, concluyó.

Y sobre las disputas del pasado, Gaviria enfatizó: “Desde que Uribe dejó de ser presidente yo liquidé ese tema, una cosa era hablar desde la oposición y otra cosa que yo fuera a dedicar mi vida a pelear con Uribe. Y en esta campaña no hemos cruzado una sola ofensa, un solo agravio, así que no tenemos mucho que resolver”. Así es la política y mucho más la colombiana. Eso sí, no todos en el Partido Liberal están dispuestos a irse para el uribismo y desde ya anuncian rebeldía. De cualquier manera, queda demostrado una vez más que a la hora de pensar en la repartición de la torta del poder, léase burocrática, nadie quiere quedarse por fuera. Y menos cuando la fuerza electoral mostrada en las elecciones del domingo fue paupérrima. 

También le puede interesar:

 

    

791652

2018-05-30T19:00:00-05:00

article

2018-05-30T22:59:28-05:00

hgarcia_91

none

Redacción Politíca

Política

Cuando César Gaviria era acérrimo antiuribista

48

4208

4256