Las cuentas pendientes del IICA

Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura incumplió en Agro Ingreso Seguro. Se hará efectiva póliza de garantía, por ahora de $4.500 millones.

El convenio 052 de 2009 de Agro Ingreso Seguro permitió la asignación de recursos públicos para financiar proyectos de riego y drenaje, que terminaron beneficiando a familias adineradas. /

A través de una resolución que ratificó el deficiente desempeño del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) en el desarrollo del polémico programa Agro Ingreso Seguro, el Ministerio de Agricultura declaró el incumplimiento del convenio 052 de 2009 que lo hizo efectivo. Al mismo tiempo, el ministerio decidió hacer efectiva una póliza de garantía concertada con una compañía de seguros, para asegurar $4.500 millones por concepto de daño patrimonial al Estado.

Según la resolución 000331 de 2013, el Ministerio de Agricultura concluyó que los hechos alrededor del convenio 052 de 2009 terminaron ratificando un incumplimiento “deficiente, insuperable y grave” por parte del IICA, insostenible para un organismo de las calidades de ese instituto. En la decisión, el ministerio recalcó que no se trataba de cualquier agente del mercado, sino de una dependencia especializada de la Organización de Estados Americanos (OEA), con competencia para desarrollar sus labores.

Como quiera que el convenio 052 de 2009 comprometió dineros del patrimonio público, el Ministerio de Agricultura observó que ninguna persona o entidad en el ordenamiento jurídico puede ser descuidada en una relación contractual y, en este caso, el IICA no fue lo suficientemente diligente para garantizar el cumplimiento a la hora de ejecutarlo. Sin perjuicio de que sea por una cuantía superior, ahora se busca hacer efectiva la póliza pactada con una aseguradora.

El referido convenio especial de cooperación científica y tecnológica 052 de 2009 permitió la asignación de recursos públicos para financiar proyectos de riego y drenaje, a fin de mejorar la competitividad de los agricultores que pudieran resultar afectados por la internacionalización de la economía. Sin embargo, este convenio fundamental del programa Agro Ingreso Seguro dio pie a un escándalo político y judicial por las irregularidades que se fueron detectando respecto a su aplicación y desarrollo.

Como se recuerda, a finales de ese mismo 2009 trascendió que en la ejecución del programa Agro Ingreso Seguro se presentaron problemas de contratación sin los debidos estudios, beneficios indebidos a familias adineradas de la costa Caribe, detrimento patrimonial y falta de supervisión de los programas. Los responsables del mismo siempre argumentaron que todos los estudios técnicos estuvieron a cargo del IICA, una institución con más de 70 años de experiencia y presencia en más de 34 países.

No obstante, tanto la Procuraduría como la Fiscalía fueron ratificando las anomalías del programa, al punto de que se promovieron varias investigaciones disciplinarias y penales. En particular, el exministro de Agricultura Andrés Felipe Arias fue destituido por el Ministerio Público y aún afronta juicio en la Corte Suprema de Justicia. A su vez, la Contraloría General de la República, a través de una investigación fiscal por presunto detrimento patrimonial, ordenó vincular al IICA en sus averiguaciones.

A pesar de que el expresidente Álvaro Uribe ha reiterado que el programa Agro Ingreso Seguro pudo tener algunas irregularidades pero sólo dejó beneficios al país en materia de empleo, hectáreas cultivadas o concesión de créditos blandos, los organismos de control han concluido lo contrario. Ahora es el Ministerio de Agricultura el que admite que, al menos en cuanto al convenio 052 de 2009, la norma fue el incumplimiento. Por eso busca una mínima recuperación del daño patrimonial causado.

Temas relacionados