Cuestionan coherencia del Gobierno en política austeridad y caso Reficar

En el Congreso criticaron los billonarios sobrecostos en la modernización de la refinería.

Archivo El Espectador

El Gobierno Nacional anunció el pasado 18 de enero una política de austeridad que inició con la orden del presidente Juan Manuel Santos a sus ministros de no viajar en clase ejecutiva y de reducir la publicidad de entidades del Estado. (Lea: Santos ordena más austeridad a su equipo de gobierno)

Este anuncio fue respaldado en los círculos de opinión. De hecho, el ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, viajó a Suiza pocos días después en clase económica demostrando el irrestricto cumplimiento de la disposición presidencial.

Sin embargo, este jueves desde la misma unidad nacional (bancada santista) están cuestionando como el Gobierno promueve una política de austeridad y se contradice con el caso de la modernización de Reficar al no controlar los costos de las obras públicas.

El senador José David Name Cardozo (La U), expresidente del Congreso, dijo que es lamentable que Reficar se haya convertido en la más contundente prueba de un Estado que predica una política austeridad pero permite el desborden en los costos de estas obras. (Lea: Modernización de Reficar fue más cara que la inversión para el Metro de Bogotá)

"El informe que ha divulgado la Contraloría General de la República es contundente y llama a una juiciosa reflexión respecto de los daños que causa al patrimonio público un hecho de esta magnitud", sostuvo.

Si bien Reficar –a juicio del congresista– tuvo un importante proceso de ejecución y culminación dentro del gobierno Santos, que ha debido ser más riguroso frente a lo que encontró cuando era un proyecto, también hay que tener en cuenta que administraciones anteriores fallaron en la planeación y estructuración de los costos de la nueva refinería.

En el Congreso alistan un debate de control político sobre el caso Reficar para establecer quienes son los responsables de los sobrecostos en la ejecución de la obra.

Esta semana la Contraloría General de la República denunció billonarios sobrecostos en la Refinería de Cartagena. De acuerdo a los cálculos de la entidad de control, se incrementaron costos de ejecución de Reficar en US$4.023 millones. (Lea: Contraloría denuncia billonarios sobrecostos en Reficar)

El contralor Edgardo José Maya dijo que la modernización de la refinería fue más cara que la inversión para el Metro de Bogotá.