"Yo imito, no ridiculizo a los personajes": Hugo Patiño

hace 11 horas

Cuestionan a la Fiscalía por caso del concejal de Chía

Desde el Congreso critican que fuera dejado en libertad pues se pusieron en peligro varias vidas en la fuga frenética de Carlos Enrique Martínez.

El concejal de Chía, Carlos Enrique Martínez.

Desde el Congreso fue cuestionada la actuación de la Fiscalía en el caso del concejal de Chía, Carlos Enrique Martínez.

Luego de que fuera puesto en libertad pese a las pruebas en su contra mientras conducía en aparente estado de embriaguez, algunos senadores criticaron al ente investigador por no pedir la medida de aseguramiento para el cabildante.

El senador Juan Lozano Ramírez preguntó cuántas vidas se pusieron en peligro en la "fuga frenética" del concejal de Chía.

"Lo que muestra el video es un real peligro para la ciudadanía...¿y es que cualquiera perseguido por la Policía se puede meter a la Escuela Militar a la brava, sin pedir permiso y con toda la cola? Qué peligro", señaló.

Y continuó: "Veo que salimos a deberle al concejal de Chía. Ahora él acusa a la Policía. No calle general Palomino, exija justicia y levante la voz".

A su turno, la senadora Claudia Wilches Sarmiento reprochó que el concejal no sea considerado un peligro para la sociedad.

"¿Un concejal borracho, que maneja en contravia, que se mete a una Escuela Militar (que debe mejorar bastante su seguridad) no es un peligro para la sociedad?", preguntó.

El concejal Carlos Enrique Martínez fue capturado en la madrugada del domingo en las instalaciones de la Escuela Militar José María Córdoba en la carrera 30 con calle 80, cuando al parecer conducía su vehículo en estado de embriaguez.

El cabildante no atendió las señales de los agentes de los policías de tránsito para que detuviera su vehículo después de sorprenderlo manejando a alta velocidad y en contravía por uno de los carriles de Transmilenio.

El concejal se negó a realizar la prueba de alcoholemia pues, al parecer, estaba conduciendo bajo los efectos del alcohol.

Aprovechando el descuido de uno de los uniformados el cabildante emprendió la huida en su camioneta oficial. Pese a que los agentes lograron “pincharle” las llantas de su vehículo, Martínez continuó manejando a alta velocidad.

Por varias cuadras cerca de 20 agentes de la policía motorizada y varias patrullas lo persiguieron hasta que el concejal ingresó abruptamente a la Escuela Militar. 

Temas relacionados