Cuota de mujeres enreda listas

Tribunal electoral y autoridades investigan denuncias sobre supuesta entrega de dádivas a candidatas en las regiones para que se retiraran y así inhabilitaran toda la lista inscrita.

Hasta hace algunos días era sólo un rumor. Hoy todo indica que la aplicación de la reforma política generaría la primera gran baja de candidatos para las elecciones de octubre. ¿El motivo? Es de obligatorio cumplimiento que las listas de aspirantes a corporaciones colegiadas —asambleas, concejos y juntas administradoras locales— cuenten con el 30% de representación de mujeres y, según conoció El Espectador, desde los mismos partidos se ha manifestado que hay regiones en las que las mujeres no están interesadas en participar en política, por lo que se han visto obligados a incluir nombres que en ocasiones son “de relleno”, para poder cumplir con la cuota que impone la ley.

En estos momentos están en el limbo más de 50 listas que no cumplieron con la cuota de mujeres, y el lío es que aún no hay normatividad clara en ese sentido. Por esta razón, la Registraduría Nacional del Estado Civil elevó la semana pasada una consulta ante el Consejo Nacional Electoral (CNE) con el fin de aclarar si “es procedente tramitar por parte de los funcionarios electorales las inscripciones de listas, aún cuando se ha presentado la modificación sin la anuencia del partido, que tenía como finalidad manifiesta dar cumplimiento a la cuota de género, definida en el artículo 28 de la reforma política —participación femenina del 30%— y por ende salvaguardar la estabilidad formal y jurídica de la lista previamente inscrita”.

El motivo de esta consulta es que el 18 de agosto, fecha estipulada para la modificación de listas de candidatos, se presentó una inusitada renuncia de mujeres a sus aspiraciones y en algunas regiones ya se están presentando acusaciones sobre hechos irregulares, en el sentido de que se habrían entregado dádivas a cambio de que abandonaran dichas listas para así generar la revocatoria de la inscripción. Frente a este vacío, el presidente del CNE, Joaquín José Vives, advirtió que el primer error se dio el 14 de julio, fecha en que fue declarada la exequibilidad de la reforma política: “En ese momento la Registraduría no debió admitir listas de candidatos que no se acogieran a la norma, sin embargo, así se hizo”.

Vives advirtió, además, que el Gobierno también había elevado una consulta al Consejo de Estado sobre la aplicabilidad de la reforma y la respuesta del alto tribunal era que “debía implementarse de forma inmediata”. Y aunque los partidos intentaron desde ese momento depurar sus listas y acomodarse a la normatividad, al parecer no lo lograron. Este diario conoció que en el CNE ya hay denuncias sobre la presunta mala intención detrás de las renuncias de mujeres que se presentaron sobre la fecha límite de inscripción de candidatos, y por eso hoy, en Sala Plena, se planteará que, en los casos en los que se presente una renuncia posterior a la fecha de inscripción y que esta no haya sido solicitada por el partido, no se procederá a revocar la inscripción porque, en su momento, las colectividades cumplieron con la ley.

Solicitudes de retiro que este lunes definirá el CNE:

Luis Gilberto Murillo, Gobernación del Chocó.

Carlos Alberto Díaz, Alcaldía de Cartagena.

Ramiro Jurado, Alcaldía de Cali.

Tito José Crissen, Gobernación de Atlántico.

Rodrigo Guerrero, Alcaldía de Cali.

Hernán Alexis Gómez, Gobernación del Meta.

José Antonio Segebre, Gobernación de Atlántico.