Dan $32 millones a cada representante a la Cámara para tiquetes aéreos

La Cámara de Representantes destinará $4.400 millones para los pasajes, en clase ejecutiva, para los viajes en avión de 135 representantes por los próximos cinco meses.

Archivo

Aunque el Gobierno ha querido mostrar la austeridad como base central de sus políticas con decisiones como objetar la ley que disminuía los aportes de salud de los pensionados, hay otras decisiones que generan suspicacia. Es el caso de la que se conoció este jueves: que la Cámara de Representantes destinará $4.400 millones para los pasajes de avión en clase ejecutiva de 135 representantes y que Subatours ejecutará el contrato.

El debate se generó, porque para cada representante serían alrededor de $32,5 millones destinados a la compra de tiquetes y también por la decisión de que sean en primera clase. Según explica el contrato 402 de 2017, los pasajes “en las rutas nacionales e internacionales (deben suministrarse) en clase ejecutiva o su equivalente, con el fin de que puedan ser modificados en cuanto a fecha, hora, destino, etc., sin que genere cobros por multa”.

A pesar de que la condición de que sean en clase ejecutiva fue uno de los temas que más críticas generó, pues aumenta los costos, la directora administrativa de la Cámara, Carolina Carrillo, lo justificó asegurando, en Blu Radio, que “es la única clase de tiquetes que permite flexibilidad en los horarios. La agenda de un congresista no es la misma que la de otros dignatarios del Estado”.

De acuerdo al millonario contrato, la cifra de $4.400 millones se debe a que como muchos de los representantes son de otras regiones del país y no de Bogotá, es necesario cubrir los gastos de desplazamientos de los miembros de esta corporación. Pero no parece suficiente, más, porque con el último aumento del 6,75 % al pago de los congresistas, su salario quedó en $29’814.275.

Y otra arista en la polémica fue que la empresa a la que se adjudicó la ejecución del contrato fue Subatour SAS. A principios de julio, se denunció que esta organización, que tenía varios contratos con la Presidencia y que posteriormente fueron suspendidos, tenía como una de sus principales proveedoras a Marketmedios, de la que es dueño Roberto Prieto, el gerente de las campañas presidenciales de Santos y que resultó involucrado en el caso de corrupción de Odebrecht.

Pero esta elección la explicó Carrillo asegurando que la elección fue después de un proceso de licitación “transparente”. “Las dos propuestas que quedaron empatadas: la de Aviatur y Subatours se dirime en una audiencia pública y se dirime con la oferta económica que está sellada”, aseveró.