De la Calle, dispuesto a renunciar a la consulta para elegir candidato único

El objetivo sería el de no generar gastos exorbitantes al Estado, como ocurriría en caso de que los colombianos sean convocados a las urnas el próximo 19 de noviembre. Sin embargo, el registrador Juan Carlos Galindo ha explicado que ya no hay marcha atrás.

Humberto de la Calle, exnegociador de paz en La Habana, no descarta la posibilidad de apoyar un mecanismo como la encuesta que permita elegir al candidato único del partido Liberal. Archivo

A pocas semanas de que los colombianos sean convocados a las urnas para que definan, a través de una consulta popular, al candidato único que representará al partido Liberal en las elecciones presidenciales de 2018, ha surgido un nuevo debate que, al parecer, modificaría el mecanismo de escogencia al que le apuntarán las huestes rojas para participar en los comicios de mayo del año entrante. El meollo del asunto, básicamente, está en los costos elevados que acarrearía para el Estado el simple hecho de llevar a cabo una consulta el próximo 19 de noviembre, teniendo en cuenta que el partido que dirige el expresidente César Gaviria es el único que busca usar dicha opción para elegir a su representante único.

(Lea: El liberalismo, por la consulta popular)

Según la Registraduría Nacional, los recursos destinados para la consulta popular de noviembre ascenderían a los 81 mil millones de pesos. Cifra que, para muchos sectores, no se justifica pues existen otras alternativas, como la encuesta o el simple consenso, para definir al aspirante que se enfrentará en las elecciones de 2018 con las otras colectividades. Por ejemplo, hace apenas algunos días, el Centro Democrático renunció a la consulta que, en principio, tenía prevista como una de las opciones para escoger al candidato único que representará al uribismo el año entrante.

Por eso, no sorprende que otros aspirantes hayan entrado en razón y que, en vista de las críticas, estén pensando en renunciar a la consulta de noviembre con el fin de ahorrarle costos al Estado. Es el caso del exnegociador de paz, Humberto de la Calle, quien en diálogo con El Espectador anunció que está dispuesto a aventurarse por otro mecanismo que permita al partido Liberal escoger a su candidato único. “Estoy dispuesto a oír cualquier tipo de solución, pero la Registraduría podría abaratar costos. Por ejemplo, reduciendo el número de puestos de votación, con lo cual yo estaría de acuerdo”, explicó De la Calle.

(Lea: Humberto de la Calle: ¿una candidatura por firmas?)

Pese a advertir que el partido Liberal es el que, finalmente, tiene la última palabra, no desechó la posibilidad de que se avance hacia una solución que le permita a la colectividad apoyar las consultas o los consensos para elegir a su candidato. “Desde el principio, siempre estuve abierto a distintos caminos, incluso al final le dije al doctor Juan Manuel Galán estar de acuerdo con el tema de la encuesta y no hice resistencia a eso. He estado abierto a fórmulas diferentes. Mi negativa era la consulta en marzo porque llegaríamos como un partido debilitado, pero sigo abierto a opciones”, explicó el exnegociador y aspirante a la Presidencia, Humberto de la Calle.

La respuesta de Juan Manuel Galán

Si la renuncia a la consulta popular es permitida por los organismos encargados de la logística electoral, el panorama político para el senador Juan Manuel Galán retomaría su rumbo. Galán, junto con sus copartidarios, los congresistas Viviane Morales y Luis Fernando Velasco, renunció a participar en dicha consulta argumentando falta de garantías. “Siempre me opuse a la consulta de noviembre porque advertí que era una consulta de maquinarias en frío, en la que la opinión de los ciudadanos no se iba a contar porque iba a estar por encima el poder de esas maquinarias”, explicó Galán a este diario.

En ese sentido, señaló que si la decisión que adopta el partido Liberal es la de retomar el mecanismo de las encuestas en noviembre o, por otro lado, convocar a una consulta popular en las elecciones legislativas de marzo, replantearía sus aspiraciones presidenciales para hacerse contar en dichas posibilidades y, eventualmente, competir con los otros precandidatos: el exministro Juan Fernando Cristo y el senador Edinson Delgado. “Les hago un llamado a que renuncien a esa consulta de maquinarias y que no se gasten tanto dinero con una consulta que concluirá con un muy pobre resultado”, añadió el legislador liberal. El Espectador intentó contactar a Cristo y al congresista Delgado pero no obtuvo respuesta.

(Lea: Confirmada consulta liberal para el próximo 19 de noviembre)

Lo que dice la Registraduría

Frente a la posibilidad de que el mismo día de la consulta popular del partido Liberal, prevista en principio para el 19 de noviembre, se lleven a cabo otras consultas represadas, la Registraduría ha explicado que, aunque no es una posibilidad prohibida por la ley, sí sería muy complejo llevar a cabo un proceso de ese estilo. “Son procesos diferentes, con requerimientos distintos y la logística implica condiciones muy diferentes”, dijo el registrador nacional, Juan Carlos Galindo en diálogo con W Radio.

De hecho, afirmó que no es posible que el partido Liberal renuncie al mecanismo de la consulta, teniendo en cuenta que la fecha para hacer expresa dicha solicitud ya caducó desde el pasado 19 de octubre.