“Debemos pensar en devolver los derechos políticos a todos, incluidos los parapolíticos”: Benedetti

Los beneficios jurídicos para cerca de seis mil miembros rasos de las Farc empezarán a ser debatidos en el Congreso.

Desde hoy inicia trámite en el Congreso la ley de amnistía e indulto para los miembros rasos de las Farc. La discusión será en la Comisión Primera del Senado, donde el ponente, senador Armando Benedetti, plantea que estos beneficios se extiendan diferentes sectores, incluidos los funcionarios públicos. La polémica propuesta plantea que incluso congresistas que hayan sido condenados por parapolítica y hayan cumplido su pena, recuperen sus derechos políticos.


¿De qué se trata el proyecto de Ley de Amnistía, Indulto y Tratamientos Penales Especiales?


Esta Ley de Amnistía busca otorgarles el perdón de cierto tipo de para las tropas de las Farc que actualmente están en un limbo jurídico a la espera de ir a las zonas veredales de transición. Pero lo más importante es que se reconozca que estos beneficios no solo serán para las Farc, sino para todos los actores del conflicto, para todas las personas que han cometido delitos, que no sean de lesa humanidad, con causa y en ocasión de la guerra.


¿Por qué tanta urgencia para el trámite de la ley a través del fast track?
Es necesario hacer una Ley de Amnistía rápida para los guerrilleros rasos de las Farc porque se trata ni más ni menos de resolverles la situación jurídica a esos cerca de 6.000 hombres que han cometido delitos políticos. Aclaro, no delitos de lesa humanidad.


¿Cuál es el mecanismo que seguirán para acogerse a estos beneficios?
Lo que dice la ley es que las Farc deben hacer un listado de quiénes se pueden acoger a la Ley de Amnistía, que no están comprometidos en delitos de lesa humanidad como genocidio, desaparición forzada, secuestro o violación. Con la lista que entrega la guerrilla empieza en firme el proceso de amnistía de las tropas de las Farc. En el proyecto queda claro que los comandantes de la guerrilla no pueden entrar en ese proceso.


La ponencia que usted presentó trae una serie de modificaciones ¿De qué se tratan?
La ponencia del proyecto fue radicada con unas modificaciones con el ánimo de que todos los actores del conflicto sean cobijados con los beneficios de este proceso de paz. Estarán bajo la misma sombrilla de beneficios judiciales los  agentes del Estado, incluidos los servidores públicos, guerrilleros y los paramilitares. Los colombianos deben entender que el proceso de paz incluye a todos los actores del conflicto, aquí no solo se beneficiarán los guerrilleros de las Farc. Por eso debemos pensar en devolverles los derechos políticos a parapolíticos, es impensable que sean solo los miembros de los Farc que sean beneficiados.


¿De qué se trata ese beneficio para los militares?
Para los militares se va a utilizar un mecanismo especial denominado Tratamientos Penales Especiales que aunque terminaría siendo una amnistía, se trata de un mecanismo especial en lo procedimental. Al respecto, en esta ponencia incluimos quiénes y por qué delitos dentro de las Fuerzas Armadas podrían acceder a este tipo de amnistía.  Aunque debo aclarar que no solo se trata de las Fuerzas Militares, sino de todos los agentes del Estado, como lo dice el proyecto.


¿Y cómo quedó el polémico tema del narcotráfico como delito conexo al delito político?
En el proyecto dentro de los delitos cobijados con amnistía no está incluido el narcotráfico porque la iniciativa fue promovida para los delitos menores en el caso de los militares o delitos políticos para el caso de las Farc. Hay una serie de delitos conexos que se definen en el Acuerdo, pero entre estos no está el narcotráfico.

Temas relacionados