Decir que Santos fue el que polarizó al país y no Uribe es una mentira histórica: Petro

En un debate entre aspirantes a la Presidencia de Colombia, organizado por W Radio, el exalcalde se fue lanza en ristre contra el uribismo al que culpó de mantener una política de odio en el país. Así mismo, afirmó que el Acuerdo de Paz fue una rendición para las Farc

El exalcalde Gustavo Petro afirma sentirse perseguido políticamente por sus contradictores. Archivo

Si hay un debate que ha despertado el interés de la opinión pública ha sido el de la polarización. Especialmente, porque la mayoría coincide en que fue la derrota del plebiscito del pasado 2 de octubre el que arreció la división entre los colombianos dadas las posturas irreconciliables en las que terminaron los defensores de los del Sí y los del No. (Lea: “Llegó la hora de hacer algo más allá de los partidos”: Juan Carlos Pinzón).

Precisamente, ese discurso fue objeto de debate en un foro organizado por W Radio en el que aspirantes a la Presidencia de Colombia intentaron responder si la polarización tiene o no solución. A primera vista, pareciera que la respuesta es no, sobre todo, porque quienes compartieron mesa de discusión (Gustavo Petro, Juan Carlos Pinzón, Humberto de la Calle, Marta Lucía Ramírez; y los senadores Claudia López e Iván Duque), demostraron que aún están lejos de lograr un debate menos beligerante.

A la hora de hablar de la génesis de esa discusión, los 6 candidatos coincidieron en que el Acuerdo de Paz influyó drásticamente en la polarización en Colombia. Sin embargo, el exalcalde de Bogotá fue más allá, y culpó al expresidente Álvaro Uribe de liderar ese discurso desde que era jefe de Estado. “Uribe decidió dividir a los colombianos entre los que estaban con él y los que no estábamos con él, y sobre los que no estábamos con él decía que éramos de las Farc. Entonces, decir que Santos fue el que polarizó y no Uribe me parece una mentira histórica”, señaló Petro.

De inmediato, fue increpado por el precandidato uribista, Iván Duque, quien le encaró al exalcalde que él, como exmiembro de un grupo guerrillero cuando estuvo en el M-19, lideró un discurso de odio y aniquilación con las armas “que pretendía eliminar al enemigo.  Además, cuando usted fue alcalde de Bogotá, lo vi promover la lucha de clases”, señaló Duque.

Por su parte, el exjefe de la delegación de paz del Gobierno en Cuba, Humberto de la Calle, afirmó que aunque es natural la controversia en una democracia, en el país sí se ha comenzado a liderar un discurso de miedo y odio. “Esta no es una disputa entre Uribe y Santos. Hay que superar ese síndrome. No discutamos más el acuerdo y abramos caminos para el mismo. Tenemos que encontrar nuevas fronteras sobre una sociedad que no discrimina y no fortalezcamos la sociedad fanática que quieren promover algunos”, dijo el también exvicepresidente de Colombia.  

Entre tanto, el exembajador Pinzón sí hizo un llamado a “manejar las formas” en el lenguaje, al punto que le cuestionó el tono en el que se refería la senadora Claudia López a la hora de defender sus posturas. “No sea machista”, le respondió la congresista quien, eso sí, defendió el nuevo discurso con el que se está debatiendo la política. “No me parece indeseable la intensidad del debate que se está dando. Hay que dejar las hipocresías y las buenas maneras. Es un gran logro que los que estamos acá estemos dispuestos a no matarnos por política. Prefiero el debate álgido y no esta matonería entre las buenas formas”, añadió la congresista.

Finalmente, la exministra Ramírez afirmó que el origen de la polarización en Colombia tuvo que ver, según su criterio, con la forma en la que se adelantó el proceso de paz con las Farc. “Tuvo vacíos de información, no fue transparente y nos mintieron a la víspera del plebiscito. Eso es meter miedo”, puntualizó.