Decisión radical

El Partido Cambio Radical revocó el jueves el apoyo a su candidato a la Gobernación de Risaralda, Alberto de Jesús Arias Dávila, y ordenó a sus cuadros en el departamento respaldar a partir del momento la aspiración del exgobernador Carlos Alberto Botero, inscrito inicialmente por firmas.

La decisión fue notificada ayer en Risaralda por el congresista Germán Varón, en representación de las directivas del partido y, aunque no lo dijo textualmente, obedece al poco respaldo que tuvo la aspiración de arias.


“El Estado colombiano monta reformas políticas para el siguiente debate electoral hechas de retazos, malogradas y da como resultado esto, titulares grandes de una reforma y cuando se revisan los artículos finalmente es un saludo a la bandera “, protestó el presidente de Cambio Radical en Risaralda, Iván Naranjo Salazar.


A diferencia de las inhabilidades o vínculos dudosos, la decisión corresponde a que el candidato “no hace campaña, no ha presentado programas que resuelvan las circunstancias del departamento y desde el principio hubo muchas dificultades”, explicó Varón.


El representante legal del partido del orden nacional, Antonio Álvarez Lleras, autorizó la disolución de la coalición partidista con el liberalismo, celebrada el 29 de julio de 2011, para la Gobernación de Risaralda 2010-2015, “teniendo en cuenta que el directorio departamental de manera libre y voluntaria ha decidido disolverla”.


Le prohíbe a la campaña del candidato Alberto de Jesús Arias Dávila la utilización de su nombre y su logo institucionales en su propaganda política y ordena a los candidatos a la Asamblea Departamental, las alcaldías, los concejos y demás miembros apoyar la campaña del exgobernador Botero, del movimiento por firmas Unidad Nacional Incluyente con resultados (Unir) y apoyado por la U.


Arias, quien tiene en toda su publicidad dichos logos y aparecerá en la tarjeta electoral con el de Cambio Radical, dice no estar notificado de la decisión. “Si los señores no se sentían cómodos en la candidatura de Arias Dávila, están en su derecho de coger para donde se sientan más cómodos. Lo que sí deja es un tufillo como raro, porque me imagino que estarán pensando en las encuestas, respeto la decisión y espero que les vaya muy bien donde estén”, manifestó.


Dejó claro que el retiro del aval no corresponde a inhabilidades, impedimentos o investigaciones por parte de los organismos de control. Arias Dávila aseguró que hará las consultas necesarias al Consejo Nacional Electoral y continuará con el aval del Partido Liberal hasta el 30 de octubre.