Defensoría supervisará desescalamiento del conflicto

La entidad recordó que “mantendrá la vigilancia que viene ejerciendo respecto al cumplimiento de los compromisos suscritos en la mesa de negociación" de La Habana.

Archivo El Espectador

 Después del anuncio del presidente Juan Manuel Santos de trabajar en un proceso hacia el desescalamiento del conflicto que implique “acordar sin demoras los términos del cese del fuego y de hostilidades bilateral y definitivo, y dejación de armas, incluyendo el sistema de monitoreo y verificación”, la Defensoría del Pueblo anunció que vigilará este proceso.

Por medio de un comunicado la entidad indicó que “mantendrá la vigilancia que viene ejerciendo respecto al cumplimiento de los compromisos suscritos en la mesa de negociación, ya que es su deber legal y constitucional, y por ende a través de sus 36 regionales y del Sistema de Alertas tempranas (SAT), seguirá denunciando cualquier incumplimiento ante la opinión pública, las instancias internacionales y los organismos de investigación y control encargados de impartir justicia”.

Pese a que la defensoría saludó el anuncio, confiando en que los anuncios del Gobierno estén encaminados al “cese definitivo de la violencia para los colombianos”, recordó que desde el 22 de mayo, cuando se suspendió el primer cese unilateral al fuego y las hostilidades declarado por las Farc en diciembre de 2014, “esa guerrilla ha protagonizado 57 acciones violentas con afectación directa a la población civil, algunas de ellas provocando daños incalculables al ecosistema, perjuicios en el suministro de servicios públicos fundamentales y averías en las viviendas de quienes residen cerca a los sitios donde han sido cometidos estos ataques indiscriminados, los cuales también han tenido consecuencias para la integridad de algunos ciudadanos”.

El ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay, Rodolfo Nin Novoa, dijo este lunes que el hecho de que Colombia solicitara la participación de Uruguay en su proceso de paz "es una gran distinción" que el país toma "con mucho orgullo y responsabilidad".

Colombia pidió la incorporación al proceso de paz que mantiene con las Farc en La Habana (Cuba), de un delegado de Naciones Unidas y otro de la presidencia de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), que actualmente ostenta Uruguay.

La Cancillería uruguaya informó el domingo de la elección del exministro de Defensa José Bayardi para ser el delegado de Unasur que integre esa subcomisión encargada de preparar el alto el fuego entre el Gobierno colombiano y las Farc.

"Que Colombia haya pedido a Uruguay participar en su proceso de paznos debe llenar de satisfacción a todos porque es un reconocimiento a la trayectoria en la solución pacífica de las controversias y al carácter componedor" del país, dijo el canciller uruguayo.