'Dejemos el odio a un lado': Santos

El presidente Juan Manuel Santos hizo un llamado para construir un país en paz.

‘Lucho’ Garzón al momento de jurar como ministro de Trabajo. / SIG

Calificando su nuevo equipo de colaboradores como un “gabinete de lujo” y haciendo un llamado a dejar los odios de lado para construir un país en paz, el presidente Juan Manuel Santos posesionó a los que serán los ministros que liderarán los temas de equidad, paz y educación, juntos serán las bases de su segundo gobierno: Tomás González en Minas y Energía, Gabriel Vallejo en Ambiente, Lucho Garzón en Trabajo, Cecilia Álvarez en Comercio, Natalia Abello en Transporte y Aurelio Iragorri en Agricultura.

También asumieron sus cargos la directora del Departamento de la Prosperidad Social (DPS), Tatyana Orozco, y el director de la Dian, Santiago Rojas Arroyo. “Aunque todos en cierta forma tiene que ver, por supuesto, con el propósito general, con esa visión de país y con esos tres pilares. No hay aquí ningún fuero exclusivo de nadie, todos van a trabajar para el equipo y todos se van ayudar entre sí”, manifestó el jefe de Estado en el acto de posesión.

En este sentido, reiteró que sin equidad no puede haber paz y viceversa “Y la equidad se obtiene —entre otras cosas— a través de una buena educación. O sea, todos están entrelazados. Pero en la medida en que podamos identificar todas las acciones en función de esa visión, el trabajo va a ser más coherente y más coordinado”.

Precisamente al referirse al tema de la paz, Santos señaló que si bien resulta entendible que después de muchos años de guerra la gente se acostumbre a ella, es el momento de dejar los odios de lado: “Yo entiendo también que se puedan abrir cicatrices que son difíciles de sanar, pero hay que permitirle a la gente que quiere cerrar esas cicatrices, sanar esas heridas que lo hagan, y no alimentar el odio que es tan dañino en todas las facetas de la vida”.

Al mismo tiempo, el primer mandatario se declaró sorprendido por que todavía hay demasiado odio en el país. “Quiero hacer nuevamente un llamado a que hagamos a un lado ese odio que el país ha venido acumulando después de 50 años de violencia, para podernos reconciliar, para podernos perdonar”, concluyó.