Del 19 de abril de 1970 a hoy: ¿por qué se perdió la confianza?

Noticias destacadas de Política

Colombia se ubicó en el cuarto lugar de los países con mayor desconfianza hacia el Gobierno en el ‘Barómetro de la Confianza 2021′. Distintos autores han evidenciado cómo las malas prácticas de los procesos electorales influyen en que la ciudadanía le cueste creer a quienes están en la jefatura de un país.

Hoy se cumplen 51 años del 19 de abril de 1970, cuando Misael Pastrana venció a Gustavo Rojas Pinilla en unas elecciones presidenciales que tuvieron un tufo de fraude y, por ello, dejaron una cicatriz en nuestra memoria que desencadenó, en parte, la desconfianza actual y pasada hacia las autoridades gubernamentales.

Esa incredulidad fue consultada a 33.000 personas de 27 países, como parte del ‘Barómetro de la confianza 2021’ de la firma Edelman, y Colombia se ubicó en el cuarto lugar con mayor desconfianza hacia el Gobierno, mientras que obtuvo el puesto 14 respecto a las ONG y el 17 respecto a las empresas.

Tres años antes, el Latinobarómetro encontró que solo el 22% de los encuestados/as confiaba en el Gobierno. Distintos autores han evidenciado cómo las malas prácticas de los procesos electorales influyen en que la ciudadanía le cueste creer a quienes están en la jefatura de un país. Además, socavan el interés en ejercer el derecho al voto e incluso amenazan la estabilidad institucional. De hecho este mismo estudio arrojó que a penas 28% mantenía la confianza hacia la institución electoral de Colombia.

Lea también: Colombia, el cuarto país que más desconfía de su gobierno, según encuesta

En palabras de Medófilo Medina, las elecciones como las del 19 de abril son una representación fidedigna de la política nacional. Este historiador y profesor emérito de la Universidad Nacional hace parte del significativo grupo de políticos, periodistas, historiadores y protagonistas de la fecha que fueron incluidos en el libro ‘Oscuro abril’, que escribimos el año pasado junto con Sandra Carolina Rodríguez Novoa, bajo la dirección del reconocido editor Jorge Cardona.

La investigación periodística que emprendimos nos demostró que este hito político quedó en un mar de dudas y sospechas, sin que la justicia y las autoridades competentes de la época tuvieran la intención de esclarecer cuál había sido realmente la intención popular en las urnas. Lo más grave es que, en la historia que se imparte en colegios y universidades, esta fecha se enseña como una “contienda electoral reñida”, mientras se mencionan las denuncias de fraude como meros hechos anecdóticos.

Muchos de nosotros escuchamos sobre aquel ‘Oscuro abril’ por nuestros papás o abuelos. Pese a que ellos no sabían cómo explicar bien lo que había sucedido, sí nos transmitieron la incertidumbre que sintieron con los resultados electorales de ese 19. Y es que generación tras generación ha heredado ese escepticismo frente a la transparencia de las votaciones y, por esta vía, respecto a las autoridades electas.

51 años después se abre una ventana para que desenredemos la madeja de la historia y logremos tejer un relato del país que resuelva los misterios detrás del voto en Colombia. Con las lecciones del ayer podremos construir un camino para recuperar más nuestra fe hacia la democracia.

* Coautora del libro ‘Oscuro abril’.

Comparte en redes: