ONU condena asesinato de miembros de Farc en Antioquia

Los dos se encontraban en zona urbana del municipio de Peque, en el occidente antioqueño, haciendo campaña para Wilmar de Jesús Cartagena Durango, candidato a la Cámara de Representantes.

"La Misión de Verificación de la ONU expresa su grave preocupación por este hecho, el cual constituye el primer atentado mortal en el marco del proceso electoral de 2018". Con estas palabras la misión especial de paz condenó el asesinato de Wilmar Asprilla y Ángel de Jesús Montoya Ibarra, dos miembros del partido de la Farc (Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común) que fueron asesinados este miércoles en el municipio de Peque, en el occidente de Antioquia.

"La Misión valora los esfuerzos iniciales de articulación entre las autoridades civiles y militares, nacionales y departamentales, que se movilizan para esclacer este hecho.  También, insta a todas las instituciones competentes a no escatimar esfuerzos para una pronta investigación y la judicialización de los responsables", declaró la Misión de la ONU. Asimismo, la Misión que verifica el cumplimiento del Acuerdo de Paz fue enfática en que presentará especial atención a las garantías de seguridad para todos los participantes de la contienda electoral independientemente de su afiliación política".

Asprilla y Montoya hacían parte del equipo de campaña de Wilmar de Jesús Cartagena Durango, candidato de las Farc a la Cámara de Representantes por Antioquia. “Teníamos una actividad con comunidades campesinas en el municipio de Peque para impulsar nuestra campaña y conocer las necesidades de las comunidades y hacer propuestas de implementación para mitigar el problema social que tiene la región en este municipio tan olvidado por el Estado”, dijo Cartagena en diálogo con El Espectador. Según explicó, él no asistió a esa actividad por una situación personal.

(Lea aquí: Rodrigo Londoño inscribirá su candidatura a la Presidencia el 27 de enero).

Cuenta que Asprilla y Montoya llegaron al municipio y que alrededor de las tres de la tarde se comunicó con ellos; en ese momento le contaron que estaban a la espera de reunirse con el alcalde del municipio para explicarle la actividad. Después del encuentro, Cartagena volvió a hablar con ellos, alrededor de las siete u ocho de la noche. Solo volvió a saber de los dos cuando, esta mañana, le informaron que habían muerto alrededor de las once de la noche.

Ante la pregunta de si cree que estos ataques y amenazas contra los exguerrilleros que ahora se dedican a la política podrían aumentar a medida que se acerque la fecha de las elecciones, Cartagena afirmó a este medio que “esa es la gran preocupación que nosotros tenemos. No vemos ninguna garantía de seguridad que el Gobierno tiene el compromiso de brindarnos. No sabemos cuáles son las acciones que vaya a tomar el Gobierno para facilitar y garantizar la participación en la política por parte de nuestro partido”.

(También: Clan del Golfo amenaza con volar sede de la FARC en el Valle del Cauca).

La Farc también publicó un comunicado cuestionando al Gobierno por la falta de garantías que tienen los exguerrilleros para hacer política. “Los excombatientes de las Farc – EP y los integrantes de la Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común, han sido objeto de constante persecución por parte de las fuerzas armadas que buscan desestabilizar la implementación de los acuerdos de paz y generar temor y zozobra”, se lee en el comunicado. En el mismo, el nuevo partido también exige al Gobierno garantías para su participación y que la Fiscalía y la Procuraduría investiguen los hechos.

Para Victoria Sandino, candidata al Senado por la Farc, se trata de un hecho deplorable que muestra la necesidad de que el Gobierno tome medidas para garantizar la vida de los integrantes del movimiento político y también la de los líderes sociales que siguen siendo asesinados en el país.

"Se han producido amenazas a distintos diigerentes, a la campañas que se vienen realizando en los territorios, por ejemplo a la sede del Valle del Cauca, del partido. Solamente aspiramos que no se repita la historia dolorosa de la Unión Patriótica", señaló.

Sandino recordó que hace pocos días tuvo al oportunidad de compartir un espacio con Wilmar Asprilla y Ángel de Jesús Montoya, durante el lanzamiento del partido Farc en Apartadó: "ellos estuvieron encargados de toda la parte logística, recibiendo a las personas que llegaron al evento".

De acuerdo con cifras de Marcha Patriótica, entre el 13 de noviembre de 2016 y el 18 de enero de 2018 han sido asesinados 54 integrantes de la Farc o familiares de los mismos. Los homicidios se han presentado en los departamentos de Nariño (15), Antioquia (11), Cauca (6), Caquetá (5), Putumayo (4), Chocó (3), Bolívar (2), Meta (2), Norte de Santander (2), Boyacá (1), Tolima (1), Arauca (1) y Valle del Cauca (1).