Denuncian presión paramilitar para marchar por la paz

Los hechos se habrían producido en Caucasia, municipio de Antioquia, donde el denominado ‘neoparamilitarismo’ habría presionado a la población para salir a las calles a marchar

Habrían contratado buses para trasladar a los pobladoresArchivo

La marcha habría sido convocada para este viernes. Y el lugar de encuentro era el municipio de Caucasia, en Antioquia. Lo único que debía hacer la población era salir a manifestarse a favor de la paz. Sin embargo, la expresión pública fue obligada por parte del denominado ‘neoparamilitarismo’. Esa fue la denuncia que, en las últimas horas, hizo la Comisión Intereclesial de Justicia y Paz (conformada por varios credos religiosos) que informó que los pobladores de Puerto Valdivia (corregimiento del municipio de Valdivia) fueron forzados por integrantes de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, a participar en una Marcha por la Paz en Caucasia.

Según la denuncia, los integrantes de las denominadas AGC contrataron varios buses para trasladar a los habitantes de la zona hasta Caucasia donde se esperaba el acto central a favor de la paz y, afirmaron, en cada uno de los buses se encontraba un ‘neoparamilitar’ vestido de civil. “Mototaxistas, transportistas, comerciantes, trabajadoras sexuales se vieron obligados a participar”, continúa el comunicado de la organización que explicó que la presión ya venía de días atrás.

Incluso, los pobladores de la zona habrían sido amenazados con sanciones pecuniarias, pagando $500.000, en caso de negarse a asistir a la ‘Marcha por la Paz’ que se venía convocando desde el martes 8 de noviembre. “A las madres comunitarias les expresaron que debían cesar sus actividades y llevar a todos a la manifestación”, advierte la denuncia. Sin embargo, las autoridades no se han pronunciado al respecto ni tampoco la forma en la que habría trascendido esa marcha en Antioquia.

Se espera, no obstante, un pronunciamiento formal por parte de las autoridades locales, dada la postura que sobre el mismo proceso de paz ha expresado el gobernador del departamento, Luis Pérez, y sus preocupaciones en torno al mismo.