¿Cómo depurar la legislación colombiana?

Hace 20 días, aún en la controversia electoral, el presidente Juan Manuel Santos le dio vida, mediante un decreto, a la Comisión Intersectorial para la Armonización Normativa.

Ministro de Justicia, Alfonso Gómez Méndez. / Archivo

 Un espacio que, como su nombre lo indica, pretende revisar la concordancia de las leyes con la Constitución y armonizar todo el espectro normativo y jurídico de Colombia.

“Lo que se va a trabajar es una depuración de toda la legislación vigente para saber cuáles de esas normas tienen sentido, cuáles no, cuáles son contradictorias con normas recientes o con la misma Constitución. El propósito es racionalizar la estructura normativa del país” explicó el ministro de Justicia, Alfonso Gómez Méndez, quien a su vez presidirá la Comisión.

Bajo la dirección de Gómez Méndez estarán el secretario jurídico de la Presidencia de la República, el viceministro de promoción de la justicia y el director del Departamento Nacional Planeación. Además, con voz pero sin voto —como invitados permanentes— estarán el presidente del Senado y el de la Cámara de Representantes; los presidente de la Corte Suprema de Justicia, del Consejo de Estado, del Consejo Superior de la Judicatura y de la Corte Constitucional, así como el procurador, el fiscal y la contralora.

El decreto también estipula que la comisión pueda invitar a expertos en la materia que se discuta y deberá reunirse cada dos meses y rendir informe cada seis. Al final, el Ministerio de Justicia tendrá que elaborar los proyectos de ley que armonicen las materias tratadas.

Esta comisión ha estado en mente del Gobierno desde hace más de un año, pero sólo el pasado 5 de junio se logró su concreción.

En diálogo con El Espectador, Gómez Méndez explicó que esta comisión no se concentrará únicamente en armonizar el marco jurídico con un posible escenario de posconflicto, pero reconoció que será importante en esta materia. Por eso advirtió que a partir del 20 de julio empezará un Congreso constituyente, ya que tendrá la obligación de adelantar las reformas que el país necesita.

“La Comisión va a establecer una serie de consejos que el Gobierno seguirá y que se pondrán a disposición del Congreso. Sin embargo, hay casos en los que los cambios normativos se podrán hacer vía decreto o resoluciones, cuando no se trate de reformar leyes o actos legislativos que están vigentes”, concluyó el ministro.