Desde el 1° de octubre, ELN ha violado dos veces el cese del fuego: Cerac

El Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos señaló que hay ocho acciones violentas ocurridas durante ese período de tiempo en las que aún falta por determinar el responsable. No se presentaron combates entre la Fuerza Pública y la guerrilla.

Archivo El Espectador

Desde que se pactó el cese del fuego bilateral entre el Gobierno y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), la guerrilla ha violado dos veces el acuerdo, de acuerdo con información del Centro de Recursos para el Análisis de Conflictos (Cerac).

En un breve informe, la organización señaló que uno de esos hechos fue aceptado por la guerrilla y en él hubo una víctima mortal. En la otra violación al cese, un militar resultó herido. Sin embargo, deja claro que durante ese período de tiempo no se han presentado combates entre miembros del ELN y la Fuerza Pública

Agrega que han ocurrido ocho acciones violentas en las que no se sabe con certeza si el responsable es la guerrilla. En estas acciones se reportaron dos víctimas mortales, 22 civiles secuestrados (de los que ya fueron liberados 19), tres civiles desaparecidos, un menor de edad reclutado de manera forzosa y 309 personas víctimas de desplazamiento forzado.

Lea: No se lograron mejorar condiciones humanitarias: ELN sobre primer mes del cese

En total, desde el primer de octubre pasado, se cumplen este sábado 55 días desde el más reciente combate entre el ELN y la Fuerza Pública. Este último, según el informe, no ha cometido ninguna violación del cese del fuego.

Un reciente informe del Cerac también destacó la disminución de la violencia desde que se inició la fase pública de conversaciones entre el ELN y el Gobierno en Quito (Ecuador). “Las acciones ofensivas y los combates han disminuido 28,8% y 42,8% respectivamente durante la fase pública del proceso de paz con el ELN, en comparación con el mismo periodo de 2016”, señalaba la organización en un documento publicado el primero de octubre.

Por su parte, el pasado 7 de noviembre, Pablo Beltrán, comandante de esa guerrilla, calificó como “pobre” el balance de lo que había sido el primer mes del cese del fuego y criticó al Gobierno porque, consideran, no se habían mostrado avances en la mejoría de la situación humanitaria y, por el contrario, había crecido el número de asesinatos y amenazas en contra de líderes sociales.

Asimismo, denunció que hubo acciones ofensivas por parte de las Fuerzas Armadas que incumplían “lo pactado en el acuerdo del cese y lo ponen en grave riesgo”.