"Después de 40 años se necesitaba un nuevo Código de Policía": senador Germán Varón

Como uno de los autores del proyecto, defiende la nueva normatividad y explica los puntos controversiales por los que se ha considerado como autoritario y antidemocrático, al darle demasiado poder a la institución.

Germán Varón fue coordinador del proyecto del nuevo Código de Policía, conciliado ayer en el Congreso. / El Tiempo

¿De dónde nació el proyecto para actualizar el Código de Policía?

Es una iniciativa que ha tenido cuatro intentos desde hace varios años por diferentes administraciones.

¿Por qué no se logró tramitar el proyecto antes?

Porque sólo traía multas, no comportamientos ni soluciones reales. Por ejemplo, el Código anterior sólo tenía multas para las fiestas hasta tarde, eso no le resuelve el problema a un vecino que no puede dormir. Lo que realmente lo soluciona es que, por ejemplo, aquí le damos la oportunidad de suprimir la fuente de energía sin ingresar al domicilio.

Las multas pueden ser inocuas si no tienen repercusiones más allá. ¿Qué pasa si el ciudadano no paga?

Quien no esté al día con las multas y con las circunstancias que alteran la convivencia no puedan acceder a determinados servicios, como becas del Icetex, ser contratista del Estado o ser nombrado en una entidad pública, bajo un principio de que un ciudadano no sólo tiene derechos, sino deberes.

¿Creen ustedes que la mentalidad de la gente se cambia sólo con multas y castigos?

No, por eso este Código lo unimos no sólo a la persuasión que provocó la multa, sino a cursos pedagógicos, que la administración tiene la obligación de implementar según sus propias costumbres y circunstancias porque, por ejemplo, el Código de Policía de Bogotá es muy diferente al Código de un municipio en la costa.

En las conciliaciones, sabemos que ahí se cuelgan todos los micos. ¿Qué control tienen de que ahí no haya pasado nada extraordinario?

Revisamos el sábado y domingo todas las normas con las que hay preocupación, como multas excesivas, y la verdad encontramos que está ajustado a una proporcionalidad y razonabilidad.

Entonces hablemos de los puntos polémicos. ¿Por qué favorecer a las empresas de seguridad privada para que sean contratadas en espectáculos públicos?

Eso se transformó: en los espectáculos públicos se reemplazó a las empresas de seguridad privada por empresas de logística, que son más económicas. Es decir que no están obligados a contratar a empresas de vigilancia sino de logística, que son más adecuadas para la organización de estos espectáculos.

¿Por qué multar a la gente que sube una foto de ellos sin ropa a internet?

No, lo que existe es la posibilidad de que cuando a usted le violen el sistema, no le puedan utilizar elementos de su vida privada. Si quiero poner una foto mía desnudo, es mi problema, pero lo que tiene multa es que me apropie indebidamente de material privado y lo haga público.

¿Por qué la gente en bicicleta que utilice audífonos será multada?

Ese comportamiento no está sancionado. Sólo hay dos comportamientos establecidos con respecto a las ciclovías, y es que el ciclista debe cumplir con las normas de tránsito.

¿Qué potestad tendrá la Policía con los borrachos? ¿La gente no podrá estar borracha en las calles?

El ingerir alcohol o drogas no es una condición suficiente para que la Policía pueda hacer una retención, sólo podrá hacerlo cuando una persona con alteración de la conciencia ponga en riesgo su vida o la de un tercero.

El control a las manifestaciones públicas es de los puntos que más ha molestado a partidos como el Polo Democrático y el Partido Verde. ¿Ahora sólo se podrá marchar con previa autorización de la administración o de lo contrario la Policía podrá intervenirla y disolverla?

No hay autorización, lo que existe es la obligación de que, con 72 horas de anticipación, se indique por dónde va la marcha para evitar problemas de tráfico. La administración no puede limitarla.

Eso es para grandes marchas, pero si es un grupo pequeño que quiere protestar frente al Congreso, ¿no lo podrán hacer porque no lo anunciaron?

No, mientras no sean vías no hay ningún tipo de limitante.

¿Si no es en una vía sino un parque o una plaza igual hay que notificarlo?

No, porque no altera el tráfico.

En el caso de entrar a los hogares sin orden judicial, la gente tiene temor de que cualquiera se haga pasar por un policía y entre a robar su casa. ¿Cómo se va a controlar eso?

Hay tres reflexiones: la primera de ellas tiene que ver con que el ingreso sin orden judicial es una norma de 1970; en segundo lugar, la norma revisada en 2007 la encuentran ajustada a la Constitución de 1991, porque para su aplicación trae una condición y es que el morador solicite el ingreso al domicilio.

¿Cómo se evitará el abuso de poder de la Policía?

No podría asegurarle que no se van a presentar situaciones así, pero en caso de presentarse las sanciones serán mucho más drásticas. Es por eso que hemos solicitado, junto al director de la Policía, que este Código entre en vigencia seis meses después que quede promulgado, porque consideramos necesario hacer una labor pedagógica con la Policía, para hacerles saber las sanciones en caso de que se excedan en las facultades que otorgadas.

Como usted ha dicho, cada ciudad es distinta. ¿Cómo será la socialización alrededor del país?

Así como tendremos seis meses de capacitación a la Policía, vamos a hacer una promoción del Código en todas las ciudades. Además, vale la pena resaltar que este Código es un reconocimiento general y de otorgamiento de facultades al alcalde, que es la primera autoridad de la ciudad.

Esto lo revisará la Corte Constitucional, ¿no teme que precisamente, basada en las críticas de que este es un Código antidemocrático, lo hunda?

Es posible que demanden algunos artículos, pero creo que no van a prosperar porque tuvimos en cuenta en su estructuración las sentencias de la Corte. Igual nos parece bueno que se pronuncie.

Temas relacionados