"El joropo es la altanería del llanero": Cholo Valderrama

hace 0 sec

Detalles de cómo Santos afina su maquinaria política para la paz

El Partido Conservador no se alineó con la petición del mandatario y pidieron que los negociadores les expliquen los acuerdos de La Habana para decidir su apoyo al plebiscito.

El presidente Juan Manuel Santos se reunió con los partidos de La U, Cambio Radical, Conservador
Con la venia de la Corte Constitucional al plebiscito para refrendar los acuerdos de paz y el inicio de las actividades en el Congreso, se dio el escenario perfecto para empezar la campaña por el sí a la negociación del Gobierno con las Farc. Por eso, el presidente Juan Manuel Santos empezó a afinar la maquinaria política que será protagonista en la decisión que tomen los colombianos en las urnas.
 
La Casa de Nariño fue sede de encuentros con los jefes y voceros de los partidos de La U, Cambio Radical y Conservador a los que les solicitó apoyar el plebiscito por la paz. Pues es claro que se viene una cerrada campaña en la que nuevamente enfrentaran al Centro Democrático y su férreo rechazo a los acuerdos de paz.
 
Lo que quedó claro es que el nombramiento del expresidente Cesar Gaviria como gerente de la campaña por el sí no cayó bien en los partidos. De inmediato La U se desmarcó. El senador Armando Benedetti manifestó que “nosotros somos el partido del presidente y de la paz, no necesitamos liderazgos porque lo vamos a asumir nosotros, vamos a hacer la pedagogía y para eso acordamos unos talleres”.
 
Benedetti aprovechó para plantear su frase de campaña “Sí a la paz, no a la guerrilla”, con la que argumenta se deja claro que no se le va a entregar el país a las Farc y se suman apoyos al fin del conflicto. El represente Berner Zambrano, quien estuvo en la reunión, afirmó que "nosotros vamos a tener nuestra propia organización regional para promover la paz", dando a entender que no ven al expresidente Gaviria como jefe político.
 
El segundo de los encuentros para afinar la maquinaria de la paz fue con Cambio Radical. Nuevamente la solicitud fue clara: apoyar el plebiscito para la paz. El compromiso fue aceptado. Según informó el senador Carlos Fernando Motoa: “planteamos una unidad con independencia”, nuevamente para no aceptar jefaturas de Gaviria y para emprender su propia cruzada de apoyo a la negociación. 
 
El presidente les explicó que desde el Gobierno se trabajará por frentes. El social lo encabezará el exministro del Trabajo Luis Eduardo Garzón, el político con los partidos, los funcionarios públicos y se conseguirán los recursos a través del expresidente de Avianca Fabio Villegas. También afirmó que no presentara reformas complejas, como la tributaria, hasta la votación del plebiscito. 
 
La situación no fue igual de fácil con el Partido Conservador que condicionó su apoyo. El presidente de la colectividad, David Bargüil, dijo que “el partido asumirá y defenderá, su propio camino para analizar el acuerdo de paz que se negocia en la Habana y la posición que tendrá en el plebisito refrendatorio. Se ha tomado la decisión de convocar en los próximos días a los jefes del fin de  revisar lo acordado hasta la fecha”. Solo hasta ese momento definirán su apoyo.
 
El senador Juan Manuel Corzo también lo planteó así: “en el conservatismo estamos de acuerdo con la paz, creemos que hay que apoyarla, pero esto solo puede ser así cuando conozcamos lo que se acordó. Hemos sido críticos con la negociación pero creemos que la salida es la negociación”.
 
Así, con reuniones con las cabezas visibles de los partidos el presidente Santos va ambientando la campaña que se viene para la refrendación prometida de los acuerdos de La Habana, la misión es clara, lograr el apoyo de los partidos afines al proceso para superar por un amplio margen el umbral de 4.5 millones de votos. La palabra del mandatario está empeñada en esta refrendación.