Constituyente, la propuesta del Centro Democrático tras detención de Álvaro Uribe

Noticias destacadas de Política

Senadores de la colectividad pidieron que se dé paso a una corte única que unifique los altos tribunales actuales y al mismo tiempo exigió que se elimine la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP).

Luego de que se conociera la detención preventiva en su hogar del expresidente Álvaro Uribe por presunto fraude procesal y soborno, las filas del Centro democrático no han descansado en expresar su rechazo a la decisión de la Corte Suprema. Twitter, caravanas y pequeñas movilizaciones en las calles fueron algunas de las formas en las que los adeptos al senador expresaron su tristeza ante la medida en su contra.

La presencia más fuerte de los partidarios de Uribe se sintió en el Congreso: usaron las plenarias de Senado y Cámara para rechazar la determinación de la Sala de Instrucción de la Corte. Los puntos de sus declaraciones fueron muy similares entre sí. La máxima propuesta de los congresistas del Centro Democrático fue liderar un proceso constituyente que desencadene la unificación de los altos tribunales en uno solo.

La abanderada más prominente de esta tesis fue la senadora Paloma Valencia, que comenzó su intervención diciendo que “es un momento muy triste para Colombia”, pues “se está perdiendo la libertad de uno de los colombianos más importantes de la historia”. A pesar de asegurar que, siguiendo las enseñanzas de Uribe, mantienen la fe en las instituciones, la congresista caucana procedió a proponer el fin del sistema de cortes que existe actualmente.

“Colombia necesita una gran reforma a la justicia, Colombia no puede seguir con una justicia politizada cuyos ojos están abiertos a ver a quién le aplican la ley”, declaró Valencia, para luego cristalizar su propuesta de una nueva justicia: “se necesita una constituyente para crear una corte única que permita unificación, claridad y anule el sentimiento de trampa que muchos colombianos piensa. Una sola corte con magistrados íntegros donde no haya ninguna puerta giratoria con la política y que renuncien a cualquier vínculo electoral”.

Para Valencia, esta reforma debe también eliminar la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). “Colombia no puede seguir aceptando la JEP, una jurisdicción creada para beneficiar el terrorismo y garantizar la impunidad a quienes dinamitaron al país”, declaró la senadora.

La propuesta de la constituyente fue secundada por José Obdulio Gaviria, que aseguró que el único mecanismo viable para superar la supuesta crisis de la justicia que predica el Centro Democrático, y que ahora señalan que es más visible tras la determinación de detener en su domicilio a su líder único.

Además de proponer una constituyente, Paloma Valencia puso en duda la calidad de víctima de Iván Cepeda y los testigos del proceso en contra del expresidente Uribe por posible manipulación de testigos. Sobre Cepeda, esta aseguró que era increíble que el senador del Polo fuera considerado víctima cuando defendió a Jesús Santrich y hasta “lo fue a recoger de la cárcel para llevarlo a la libertad”.

Por otro lado, se fue lanza en ristre en contra de la credibilidad de Juan Guillermo Monsalve como testigo. Valencia lo señaló como un criminal común, que nunca habría hecho parte de alguna estructura paramilitar, pues no se desmovilizó durante el gobierno de Uribe. “Nunca fue paramilitar, llegó a Guacharacas cuando ya no era de los Uribe”, aseveró.

La senadora del Centro Democrático se manifestó también sobre el testigo Carlos Enrique Vélez. En este punto la senadora aceptó que “el presidente Uribe le pagó algunas platas a ese testigo”, pero inmediatamente después señaló que hasta la Fiscalía reconoció que esos pagos no fueron del conocimiento del senador Uribe. Una notoria contradicción que no corrigió en su intervención

Valencia aseguró que el proceso ha sido irregular, pues ha tenido interceptaciones ilegales, transcripciones adulteradas y otras supuestas malas prácticas por parte del alto tribunal. También señaló que se ha filtrado a la prensa apartes del proceso, pero solo se ha hecho con aquellos medios o periodistas que han tenido un sentimiento en contra del exmandatario.

Otros miembros del Centro Democrático como Fernando Nicolás Araujo y Carlos Felipe Mejía se pronunciaron en contra de la determinación que envió a detención preventiva a Álvaro Uribe Vélez. Esto lo hicieron antes de que la bancada del Centro Democrático decidiera retirarse de la sesión en conjunto como rechazo a lo ocurrido este martes.

En horas de la noche el Centro Democrático emitió un comunicado en el que confirmaron el pedido de una constituyente para “despolitizar la justicia y recuperar la confianza en las instituciones de la República”. El partido de Gobierno también rechazó la medida en contra del expresidente y aseguró que este debía defenderse en libertad.

Explicaciones sobre un audio de WhatsApp

La sesión también tuvo un espacio para que la senadora Paola Holguín se manifestara frente a un audio en el que se escucha convocando a la “reserva activa” para defender el expresidente Uribe y al Estado de Derecho. “El llamado es para que nos ayuden”, dijo la senadora en el audio, para luego señalarles que les iban a enviar un resumen que preparó el partido sobre el proceso.

El audio fue interpretado por varios como un llamado de Holguín a la reserva activa del Ejército e incluso se calificó como un llamado a las armas en respuesta a la detención del expresidente. Sin embargo, Holguín aseguró que era una tergiversación de sus palabras y que solo invitaba a reunirse para encontrar respuestas jurídicas al caso de Uribe.

“No jueguen con un audio que es de un chat privado y que es un llamado a un estudio jurídico”, comentó Holguín en la plenaria, señalando que su partido sí tenía un talante democrático. En este mismo orden, pidió que la denunciaran si consideraban que había algo irregular en esta comunicación.

Comparte en redes: