Detrás de la pelea en Cambio Radical

El último episodio se dio por la negativa de la dirección de la colectividad a entregarle el aval a María del Socorro Bustamante para la alcaldía de Cartagena.

María del Socorro Bustamante.
María del Socorro Bustamante.

La renuncia del senador Antonio Guerra de la Espriella a la presidencia de Cambio Radical dejó en el ambiente la sensación de que se desató una crisis en la colectividad. Y no se equivocan, aunque en el partido sostienen que no es así, El Espectador conoció de una reunión que se llevó a cabo entre los miembros de la bancada para hablar sobre la entrega del aval a María del Socorro Bustamante para la alcaldía de Cartagena en donde se presentó un fuerte enfrentamiento.

La decisión era clara, luego de que se conociera de la asistencia de Bustamante a un evento presuntamente promovido por la empresaria del chance Enilce López, alias ‘La Gata’, el partido se vio en la necesidad de retirarle el aval para su aspiración a la alcaldía de Cartagena. Pero no hubo acuerdo plano en esa decisión y los congresistas Daira Galvis, William García y Hernando José Padaui la rechazaron y arremetieron contra Guerra de la Espriella.

Se sabe que incluso los reclamos que se dieron en el encuentro estuvieron subidos de tono y para los tres parlamentarios no había argumentos para tomar la decisión cuando no existía registro de ningún tipo de motivación legal para retirar el aval. Así las cosas, la reunión terminó con la renuncia de Guerra de la Espriella a la dirección del partido, la negativa a respaldar la candidatura de Bustamante, pero dejando en libertad a los parlamentarios de Bolívar para hacer campaña. Salida salomónica.

Pero los líos no son nuevos. Aunque los partidos Liberal y la U han planteado alianzas con Cambio Radical porque sería un importante aliado electoral, en la práctica la situación en la colectividad hace varios meses no estaba bien.

Una de las más radicales diferencias se viene dando entre el senador Juan Carlos Restrepo y el saliente ministro de Vivienda, Germán Vargas Lleras, fundador del partido. Vale la pena recordar que Restrepo fue uno de los congresistas que en la conciliación de la reforma a la justicia incluyó escandalosas modificaciones, que generaron que el presidente Juan Manuel Santos objetara la iniciativa porque estaba “plagada de micos”.

Vargas Lleras no estuvo conforme con la actuación de Restrepo y éste se resintió con Vargas Lleras porque no respaldó al dirigente. Hoy las relaciones no se han recompuesto e incluso se sabe que Daira Galvis se ha sumado a la disidencia en Cambio Radical.

Ahora que el anuncio reeleccionista del presidente Santos calentó el escenario electoral, Cambio busca retomar el rumbo porque para mantenerse vivos en el panorama político deben superar el umbral del 3% que equivale a más de 450 mil votos. En ese sentido Vargas Lleras, con su renuncia al ministerio de Vivienda, tiene vía libre para retomar las riendas del partido y jugar como protagonista en el escenario electoral de 2014. La primera tarea está clara: devolverle la solidez a su colectividad.

Temas relacionados

 

últimas noticias