Día “D” del paro cívico en Chocó

Tras cinco días de protesta y sin lograr aún acuerdos sobre el pliego de peticiones presentado, comunidades realizarán hoy en Quibdó una multitudinaria marcha en la que esperan reunir a más de 40 mil personas.

A la reunión de la mesa de trabajo por Chocó, liderada por el secretario general de la Presidencia, Luis Guillermo Vélez, asistieron el gobernador del departamento y el alcalde de Quibdó. /SIG Presidencia
A la reunión de la mesa de trabajo por Chocó, liderada por el secretario general de la Presidencia, Luis Guillermo Vélez, asistieron el gobernador del departamento y el alcalde de Quibdó. /SIG Presidencia

Una maratónica jornada de abastecimiento se vivió este domingo en Quibdó, Chocó, en medio del caos en las calles y la agitación de los pobladores que desde las cinco de la mañana hacían filas en establecimientos comerciales para proveerse de alimentos, comprar medicamentos e incluso pagar cuentas de servicios públicos. La razón: desde las 7 de la noche de ayer -y por tiempo indefinido- el comercio cerró puertas como una medida en el marco del paro cívico que hoy completa seis días en el departamento.

La protesta, promovida por el Comité Cívico por la Dignidad de Chocó, tendrá hoy su máxima expresión en una jornada de movilización que espera concentrar a más de 40 mil personas, superando en número a la nutrida marcha que el pasado 20 de julio se tomó las calles de Quibdó con el objetivo de llamar la atención del Gobierno Nacional por el abandono estatal en el que se encuentra el departamento. De hecho, contará con delegaciones de todos los municipios del departamento e incluso participarán alrededor de 3 mil indígenas de comunidades de la zona.

“Se posibilitó la apertura del comercio ayer hasta las siete de la noche para que la gente saliera a comprar los productos básicos y necesarios, y la idea es mantener el cierre hasta que se dé un acuerdo oficial con el Gobierno. Hacia el final de la semana habría que evaluar la situación con los pobladores para ver si se hace otra jornada de abastecimiento”, sostuvo el secretario general del Comité Cívico por la Dignidad de Chocó, Dilion Martínez.

Sin embargo, la firma de un acuerdo entre las partes podría tomar varios días. Los líderes de Chocó presentaron un pliego de peticiones con 10 puntos, que desde hace varios días estudia el Gobierno, y que los reclamos históricos de la región en temas de salud, vías, seguridad, políticas públicas, servicios y desarrollo económico.

Para ello se conformó una mesa de trabajo presidida por el secretario general de Presidencia, Luis Guillermo Vélez, y con la participación del ministro de Ambiente, Luis Gilberto Murillo; el ministro del Interior encargado, Guillermo Rivera; los viceministros de Defensa, Aníbal Fernández de Soto; Salud, Fernando Ruiz; Cultura, Zulia Mena; el gobernador de Chocó, Jhoany Carlos Palacios; el alcalde de Quibdó, Isaías Chalá, y los representantes a la Cámara Nilton Córdoba y José Bernardo Flórez, entre otros.

La mesa sesionó sábado y domingo, y arrojó unas posibles soluciones que serán socializadas por el gobernador y el alcalde de Quibdó con las comunidades.

“Hemos querido acercar al Gobierno Nacional para que hable con los líderes, se han tocado puntos claves y se están levantando actas para socializar con las comunidades. Informaremos la conclusión de estas reuniones y esperamos hacer pública el acta de las mismas para que sea difundida, aseguró el gobernador Jhoany Carlos Palacios al término del encuentro.

Según explicó el secretario general de Presidencia, Luis Guillermo Vélez, la reunión sirvió para encontrar salidas sobre temas claves del pliego de peticiones y ya existen medidas planteadas en varios aspectos. “Trabajamos en la solución de los problemas de salud, de interconexión eléctrica, el problema en materia de acueductos, en particular en Quibdó. Hemos trabajado el tema de seguridad y las medidas a tomar, y tenemos soluciones concretas en temas de vías”, reveló.

Vélez señaló, sin embargo, que existen puntos que exigen una mayor discusión y que por lo tanto seguirán las reuniones. “Esperamos que una delegación de los representantes del departamento viaje a Chocó para continuar este diálogo con las comunidades, que están exigiendo soluciones a su problemática”.

Los líderes de la protesta, por su parte, se sostienen en que es necesaria la presencia de una comisión de alto nivel del Gobierno que viaje al departamento para continuar los diálogos con las comunidades que se suspendieron intempestivamente. “Nosotros no vamos a ir a negociar a Bogotá. Habíamos propuesto que por lo menos viniera el director de Planeación, el ministro del Posconflicto y el del Interior. El pliego tiene diez puntos y ya ellos después pueden escoger los otros funcionarios delegados que tendrán incidencia sobre cada tema específico”, agregó Dilion Martínez.

Para el ministro del Interior encargado, Guillermo Rivera, ha sido clara la disposición del Gobierno para continuar el diálogo y buscar una salida negociada, pues desde el pasado 15 de julio una delegación ha hecho presencia permanente y dialogando con los dirigentes cívicos del departamento: “En las próximas horas, en los próximos días, en el momento que sea adecuado, una comisión del Gobierno Nacional está dispuesta a regresar a Chocó a continuar con los diálogos y con el trabajo que se ha venido haciendo desde hace un mes”, concluyó.