Diálogos en Cuba no deben estar condicionados por agendas electorales: Eln

‘Pablo Beltrán’, jefe del equipo negociador del Eln, insistió en que, aunque hay "muchos adversarios en las elecciones", el foco de este nuevo ciclo está, entre otros temas, en acordar un nuevo cese al fuego.

Archivo AFP

A las 10 de la mañana de este jueves, 10 de mayo, el Gobierno colombiano y el Ejército de Liberación Nacional retomarán las negociaciones de paz en La Habana, Cuba, luego de que el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, le retirara la condición de país garante a la nación vecina.

Desde allí, la delegación de la actual guerrilla dejó claro que, en este nuevo ciclo, sus objetivos siguen sin alterarse. “Conseguir un cese al fuego bilateral mucho mejor que el anterior, lograr un acuerdo claro sobre la participación de la sociedad y caminar en los alivios humanitarios en los territorios” son los focos principales de los diálogos, según lo reiteró ‘Pablo Beltrán’, jefe del equipo negociador del Eln.

'Beltrán' insistió especialmente en la importancia de este capítulo: “el resultado de esta fase debe demostrar que la paz es un asunto de Estado, clave para toda la sociedad y que, por tanto, no debe estar condicionada por las agendas electorales”, manifestó.

Lea más: Este jueves se reanudan los diálogos de paz con el Eln

Algunos candidatos, como Germán Vargas Lleras e Iván Duque, han sido fuertes críticos del proceso y han asegurado en repetidas ocasiones que, de llegar a la Casa de Nariño, no continuarían con él. Ante esto, 'Beltrán' respondió diciendo: “nos sentamos con toda la voluntad de paz conscientes de que hay muchos adversarios que se presentan a las elecciones. Nuestra manera de reforzar la democracia colombiana es mantener nuestro compromiso inquebrantable con estos diálogos”.

Como lo afirmó el líder del grupo armado en la mesa de diálogos, este quinto ciclo tiene en su agenda tres temas sustanciales: la negociación de un nuevo cese al fuego bilateral que nazca del análisis del anterior, vigente entre octubre de 2017 y enero de 2018, el establecimiento de un modelo que permita la participación de la sociedad civil en el proceso y una serie de medidas en los territorios donde está activo el conflicto armado con el fin de proteger a las comunidades afectadas, especialmente en las zonas fronterizas.

Le puede interesar: Con ‘Acuerdo Marco’ buscan que próximo presidente siga dialogando con el Eln

“Es un momento muy importante y por eso todos, Gobierno y Eln, pero también partidos políticos, gremios, asociaciones, iglesias y demás agentes sociales, debemos asumir esta responsabilidad histórica y poner todo de nuestra parte para que los procesos avancen”, concluyó 'Beltrán'

A su vez, la delegación del Eln destacó el compromiso de Cuba con las salidas negociadas al conflicto armado en Colombia, al haber sido también anfitrión del proceso de paz con la antigua guerrilla Farc, que culminó en un Acuerdo Final.

Lea también: Se reactiva Comisión de Paz del Congreso para discutir diálogos con el Eln

El gobierno, a su vez, se ha manifestado optimista. Desde Alemania, el presidente Juan Manuel Santos expresó que, aunque no sea él quien “firme ese acuerdo”, le entrega al próximo mandatario “algo que está en buen camino”. Rodrigo Rivera, alto comisionado para la paz, dijo en una entrevista en RCN Radio que es muy probable que, antes de la primera vuelta de las elecciones presidenciales, se concrete un cese al fuego “más robusto y sólido que el que tuvimos entre octubre y enero, aprendiendo de las lecciones del pasado e introduciendo los ajustes que se necesiten para que sea mejor que el anterior”.