Diferencias Santos-Gaviria por elección de contralor

El Partido Liberal desconocería el guiño que le dio el presidente Juan Manuel Santos a Edgardo Maya para dirigir el organismo de control.

César Gaviria y el presidente Juan Manuel Santos, durante la campaña reeleccionista. / Archivo - El Espectador

Nada fácil la ha tenido el presidente Juan Manuel Santos para imponer a los partidos de la Unidad Nacional, la postulación del exprocurador Edgardo Maya Villazón para suceder a Sandra Morelli en la Contraloría. En el Congreso, el candidato con mayor fuerza es el exrepresentante a la Cámara Gilberto Rondón, que tiene el apoyo del exmandatario César Gaviria. Este último, en una reunión de la bancada del Partido Liberal, manifestó ayer la posibilidad de distanciarse del Gobierno si respalda a Maya Villazón.

Ante este ‘tire y afloje’ Gaviria fue citado a la Casa de Nariño para dialogar con el presidente Santos. Durante 45 minutos estuvieron reunidos con la mediación de Néstor Humberto Martínez Neira, quien horas después fue designado ministro para la Presidencia, y del ministro de Interior, Juan Fernando Cristo. Luego de la reunión surgieron versiones encontradas sobre lo ocurrido.

Desde la presidencia aseguraron que fue un encuentro tranquilo y que Gaviria accedió a respaldar a Maya Villazón. Desde el círculo cercano al exmandatario confirmaron el distanciamiento del jefe natural del liberalismo con el mandatario Santos.

Afirman que él concluyó: “la reunión comenzó mal y terminó mal”, haciendo evidente la tensión.

Hoy la bancada del Partido Liberal está citada en el Congreso para que el expresidente Gaviria manifieste sus conclusiones del encuentro. En ese escenario tomarán una decisión sobre a cuál de los candidatos a la Contraloría respalda la colectividad.

Las diferencias en torno al aspirante para suceder a Morelli, comenzaron el martes cuando el presidente Santos se reunió con la bancada de Senado del Partido Liberal y, aunque había manifestado públicamente que respetaría la independencia del Congreso para elegir al contralor, varios parlamentarios llamaron a Gaviria y le informaron que Santos había solicitado el apoyo para Maya Villazón, argumentando que “era el mejor candidato para la paz”. Ante esta solicitud, el exmandatario convocó a la colectividad y en ese momento desechó discutir el tema con Martínez Neira, quien buscaba limar asperezas.

En la reunión de bancada, Gaviria habló duro. Según informaron parlamentarios liberales a El Espectador, mientras senadores como Horacio Serpa, Luis Fernando Velasco y Guillermo García Realpe trataron de persuadirlo para que respaldara a Maya, Gaviria ratificó su apoyo a Rondón y les recordó que “no es lo mismo el partido con contralor que sin contralor”. Además, dejó de manifiesto que, si Santos impone a Maya, él se alejaría nuevamente de la política, como lo estaba, hasta antes de que reapareciera para jalonar la reelección.

Gaviria incluso dijo que sabía que no contaba con la confianza de Santos, como sí la tienen el vicepresidente, Germán Vargas, y el ministro del Interior, Juan Fernando Cristo. “Me he convertido en una persona molesta porque al presidente, sin falsas apariencias, le digo lo que considero que está mal y eso no le gusta a sus asesores. Cómo se les ocurre que yo iba a apoyar a Rondón si fuera el candidato de Uribe, de quien fui su principal opositor”, afirmó.

El coletazo de estas diferencias se está sintiendo en otras colectividades. El Partido de la U manifestó el respaldo al presidente Santos y sus decisiones. No obstante, uno de los congresistas miembros de la denominada ‘bancada costeña’, que representa a la mitad de los parlamentarios de la colectividad, afirmó “que esta es la mayor crisis de gobernabilidad de Santos, él ganó con nosotros pero ahora nos desconoce”.

En el Partido Conservador también hay división. Los santistas están dispuestos a acatar el guiño del presidente a Maya Villazón, pero el pulso lo está ganado el grupo más grande que, impulsado por el procurador Alejandro Ordóñez y la excandidata a la Presidencia Marta Lucía Ramírez propone que el partido vote por Rondón. En el partido prefirieron aplazar la decisión para ver cómo se inclina la balanza, porque “respaldar a Rondón nos podría graduar de opositores”, dijo un senador.

Cambio Radical se mantiene obediente por unanimidad a las directrices de la Casa de Nariño, así se lo dijeron los parlamentarios al ministro de Interior, Juan Fernando Cristo, en una reunión que sostuvieron ayer sobre el mediodía y se lo hicieron saber al presidente Santos.

Así las cosas, la elección de contralor se ha convertido en una importante prueba para la gobernabilidad del presidente Santos y, en la Casa de Nariño tienen claro que es mejor tener a uno de los más altos funcionarios de control cerca del Gobierno, pues la abierta oposición del procurador Alejandro Ordóñez, en especial a la negociación de paz con las Farc, ha dejado una lección.