Difícil ambiente para la reforma tributaria en las comisiones terceras del Congreso

Noticias destacadas de Política

Varios partidos presentaron objeciones a las propuestas que se conocieron este jueves. Algunos expresaron que esperarán a pronunciarse cuando se radique oficialmente.

Después de varias semanas de especulación, por fin, este jueves, se conoció un texto oficial de la reforma tributaria. Entre las muchas polémicas propuestas, unas de las más controvertidas apuntaron a la declaración de renta por parte de las personas naturales que ganen al menos $2.420.000 y el cobro de IVA a los servicios públicos de los estratos 4,5 y 6. El Espectador habló con miembros de las comisiones terceras del Congreso, que serán los que discutan la reforma, para conocer el panorama de la discusión. Las respuestas han sido variadas desde los partidos, pero muchas apuntan a críticas en contra del plan del Ejecutivo.

Desde la bancada de gobierno, el mensaje ha sido claro, el expresidente Álvaro Uribe ha dado unos lineamientos y esas serán las bases por las que se guiarán. Este diario tuvo la oportunidad de hablar con el senador Ciro Ramírez, del Centro Democrático, quien señaló que están a la espera de lo que vaya a pasar y que apuntan a poder consensuar los varios puntos en las discusiones en comisión.

Además, dijo que están a la espera de la radicación de la reforma, que será a las 2 p. m.. Actualmente está circulando un documento “que no es oficial” y que ha convulsionado a la gente. Por otro lado, frente a las propuestas de ese borrador, Ramírez comentó que está claro que nadie se opone al paquete social porque “hay que sacar a los colombianos de la pobreza. Es un tema urgente y de impacto”.

Puede ver: Servicios públicos, tampones y más: qué tiene y qué no tiene IVA en la reforma tributaria

También señaló que el país debe ser consciente de que durante la pandemia el Ejecutivo “gastó más y recibió menos”. Esos gastos se habrían dado en frentes como el PAEF, el aumento de las UCI, el pago de bonos extra a los trabajadores de la salud de la primera línea, entre otros. Por eso, para Ramírez, se necesita que los que más tienen, más sacrifiquen.

“Debemos ponernos la mano en el corazón para sacar a los colombianos de la pobreza”, expresó el senador del Centro Democrático, que señaló que en temas como la base gravable de la declaración de renta debe ser discutida. Para Ramírez, deberían declarar los que tengan salarios superiores a $2.400.000 pero esto no quiere decir que deban pagar renta, como lo dijo Uribe anteriormente. En este punto, Ramírez señaló que se debe llegar a un consenso.

En este mismo orden, señaló que está de acuerdo con los impuestos a los altos salarios -sobre todo a los de los miembros del Estado-, al patrimonio, a las altas pensiones, entre otras de las medidas planteadas. Sobre el IVA, Ramírez recordó la propuesta de que se aplique este a los productos de lujo. En un sentido parecido, opinó, de forma personal y no bajo criterio del partido, que sí se debe aplicar el IVA a los servicios públicos pero solo a los estratos 5 y 6, excluyendo al 4 que fue mencionado en el borrador de la reforma tributaria conocido este martes.

Lea también: Esta es la reforma tributaria que radicará el Gobierno

Por el lado de los conservadores, el representante Armando Zabaraín se pronunció sobre el borrador de la reforma. Este también apuntó que no estaban seguros de que fuera el texto final. Sin embargo, recordó que desde el partido se había dicho que no apoyarían la propuesta de IVA a la canasta familiar. También expresó que tenían reparos a que se considerara que una pensión superior a los $7 millones es una macropensión, como estaría en la propuesta.

Sobre la declaración de renta, Zabaraín argumentó estar de acuerdo con que “todo el mundo declare para que la DIAN tenga información frente a empresas que eluden el pago de impuestos”. Sin embargo, señaló que se debe entrar a discutir desde qué monto debe comenzar a tributar el impuesto a la renta.

“Es un tema natural, el país está pasando por un momento difícil pero los que deben aportar son los que tienen más ganancias”, comentó el representante, que fue autor del cuestionado proyecto para ampliar el periodo presidencial. En este mismo sentido señaló que el Partido Conservador insistirá en la sobretasa al sistema financiero, pues es el sector que más gana en el país y, por ende, el que debe pagar más.

Por los lados oficialistas también se pronunció el representante Erasmo Zuleta, representante de la U y subdirector de dicho partido. Aunque este señaló que no ha estudiado a fondo la propuesta, “uno alcanza a ver que hay una reforma regresiva, que empobrece a la clase media, la más afectada de la pandemia. Con mucha dificultad han salido adelante, pero la reforma los empobrece”.

Según Zuleta, su partido ha dicho que no acompañarán una reforma que sea regresiva y que afecte al colombiano de a pie. “Queremos compararnos con países europeos y Estados Unidos cuando dicen que las personas de mejores ingresos tributan, pero esto es empobrecer a los colombianos”, expresó Zuleta, que aseguró que se deben revisar los beneficios tributarios de las personas jurídicas pues “tuvieron beneficios por $10 billones”.

También: César Gaviria arremete contra reforma tributaria de Duque: “La operación mermelada es gigantesca”

En este sentido, aseguró que debía reconsiderarse los beneficios que reciben las zonas francas en el país. “No es que tiren un dulce a expensas del colombiano de la clase media”, concluyó el representante, haciendo referencia a que se prometa un gran programa social, pero empobreciendo a la clase media.

Por el lado de los partidos denominados independientes, este diario pudo hablar con miembros de Cambio Radical y el Partido Liberal. Por los primeros habló el senador Richard Aguilar. Este criticó que se sigan gravando los bienes y servicios para la producción de los artículos exentos de IVA, pues se termina favoreciendo los productos importados.

En este mismo camino, Aguilar criticó que se baje tan abruptamente la base gravable de la declaración de renta de las personas naturales: “Que las personas que ganen más de $2.400.000 declaren renta es un grave error”. En esa misma línea criticó que se busquen gravar las pensiones que superan los $4.800.000 cuando se había planteado inicialmente que se impusieran impuestos a las pensiones subsidiadas, es decir, las que superan los $10 millones.

Richard Aguilar también pidió que se revisen los poderes extraordinarios que se le entregarían al presidente para reorganizar o suprimir entidades del Estado. Sin embargo, no todo fueron críticas, dado que el senador santandereano celebró que se vayan a reducir los impuestos para las micro y pequeñas empresas.

Por los liberales habló el representante John Jairo Roldán, que aseguró que como bancada no han tomado ninguna decisión debido a que no existe un proyecto oficial. “Considero que el partido como tal pondrá la posición en unos temas como el IVA a los productos en la canasta familiar”, expresó Roldán, que hizo la salvedad de que la reforma se necesita, pues la situación del país es precaria.

En contexto: El juego político que desnudó la reforma tributaria

Roldán aseguró que debe darse la discusión en temas como el IVA a los servicios públicos y la declaración de renta desde los $2.420.000. Sobre el primer punto, el representante comentó que es justo que los estratos 4,5 y 6 paguen IVA en los servicios públicos, pues no pueden pegarse de los mismos beneficios que los estratos bajos. “Estoy de acuerdo que los que puedan pagar el IVA lo paguen porque eso ayuda el país”, agregó Roldán.

Sobre la declaración de renta, el liberal señaló que debía estudiarse muy bien desde que monto debería pagarse este tributo, pero destacó que hay un universo muy grande entre los que ganan $2.420.000 y $5.000.000, por lo que deberían comenzar a declarar renta parte de este espectro. “Si dice que una persona tendría que pagar renta, la pregunta es cuánto”, concluyó el representante Roldán.

Por otro lado, desde la oposición, las posturas fueron bastante críticas. La representante Katherine Miranda, de la Alianza Verde, afirmó que se trata de una reforma “desconectada de la realidad económica del país”. Según Miranda, la clase media no es la que tiene recursos para pagar más impuestos.

La representante bogotana calificó de abusivo que se ponga a pagar renta a los que ganen más de $2,4 millones en 2022 y $1,6 millones en 2023. En este mismo orden, criticó que la clase media tenga que asumir el pago del IVA en los servicios públicos: “van a encarecer el costo de vida de estos hogares”.

Miranda también llamó la atención en que artículos como “huevos, leche, arroz y carnes” salgan de la categoría de exentos a no tener IVA, pues esto implica que los insumos para su producción serán gravados y subirá el precio final de estos. En este mismo camino, criticó que se proponga que los servicios funerarios tengan un IVA del 5%: “morirse en Colombia ahora será un lujo”. Por último, Miranda cuestionó que se sigan denominando como temporales los impuestos a la riqueza y a los ingresos altos cuando estos deberían ser permanentes.

Lea también: No es una reforma tributaria, sino una transformación social solidaria, según Duque

Por este mismo camino fue el representante Sergio Marín, del partido Comunes. Para este, la reforma se da en el marco de “un agravamiento de una que crisis de hace décadas, que empeoró con el COVID-19”. A esto agregó que el proyecto apunta a que los sectores más empobrecidos paguen el costo de la crisis: “Es absolutamente insólito que en un escenario así la respuesta es que presenten una reforma tributaria muy mal camuflada”.

En este mismo sentido consideró de antitécnico e improvisado el texto que se va a radicar en la tarde de este jueves. “Es lesivo para los trabajadores para los colombianos y es beneficioso para el capital financiero y el capital especulativo, queda claro que gobiernan para esos sectores”, añadió el representante del partido originado de los acuerdos de la Habana.

“Castigan con más IVA los productos básicos y proponen castigar con renta a los que ganan más de $2.400.000 y a los pensionados de $7.000. 000. Ponen a los colombianos a pagar la crisis para que los sectores que deberían pagar una política tributaria sigan gozando de gabelas y de beneficios tributarios”, agregó Marín, que también dijo que las exenciones a los grandes capitales no implican mayor generación de empleos, como se ha tratado de argumentar.

Por último, Marín reveló que están conformando un gran equipo entre los partidos de oposición e independientes para presentar una alternativa a la reforma. Además, comentó que el proyecto solo fue radicado hasta ahora para garantizar que el afán por sacar adelante la reforma obligue a pupitrearla.

Comparte en redes: